checkoutarrow
MX
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Bienestar

13 Beneficios para la salud del zinc

31 Enero 2018

Por el Dr. Eric Madrid

De acuerdo con el Journal of Nutrition casi el 45 por ciento de los americanos ingieren una cantidad inadecuada de zinc en sus dietas. En el mundo, más del 15 por ciento de las personas tienen una insuficiencia de zinc. El problema es muy común en el África Subsahariana y en Asia del Sur.

A medida que envejecemos, la absorción de minerales importantes como el zinc puede ser insuficiente. Además, una deficiente ingesta dietética de alimentos que contengan zinc o el consumo habitual de alcohol también pueden dar lugar a unos niveles crónicamente bajos de zinc. La deficiencia de zinc está asociada con problemas de la piel y la sangre, un riesgo mayor de infección, una insuficiencia visual, problemas de enfermedad mental, artritis y problemas urológicos. El zinc juega también un papel importante en la salud cerebral, donde sus niveles son 10 veces mayores que en la sangre.

Lo requieren las enzimas cerebrales y a lo largo del cuerpo, el zinc está involucrado en más de 300 reacciones bioquímicas y es un componente importante de más de 2000 proteínas.

Síntomas de insuficiencia de zinc

  • La reducción o pérdida de la sensación del gusto
  • Un riesgo mayor de infección
  • Un riesgo mayor de infección intestinal
  • Diarrea crónica
  • Resequedad de la piel (dermatitis)
  • Un crecimiento retrasado en los niños
  • Las madres embarazadas con unos niveles de zinc bajo pueden aumentar el riesgo de autismo en sus propios hijos
  • Mala memoria
  • Un recuento bajo de esperma, lo que resulta en infertilidad
  • Un riesgo mayor de depresión

Medicamentos que reducen el nivel de zinc

Los medicamentos recetados comúnmente pueden reducir la absorción de zinc o incrementar la secreción de zinc del organismo. Si tomas estos medicamentos, no los dejes sin antes consultar con tu médico. Tomar unas multivitaminas de calidad con zinc debe de ayudar a evitar la deficiencia en los que toman los siguientes medicamentos:

Antiácidos

La venta de medicamentos antiácidos, que bloquean la absorción de zinc y de otros nutrientes se ha convertido en un sector de miles de millones de dólares en el mundo. En 2013, las recetas de antiácidos generaron más de 10 000 millones de dólares en ventas globales. Estos medicamentos incluyen la ranitidina, la famotidina, el omeprazol, el esomeprazol y el pantoprazol.

La angiotensina-inhibidores de la enzima convertidora

Esta clase de medicamentos, conocidos también como inhibidores de IECA se usan para tratar la presión sanguínea. Entre ellos se encuentran el lisinopril, el benazepril, el enalapril, el captopril y el ramipril. Los estudios sugieren que el uso habitual de este tipo de medicamentos puede resultar en un aumento de la secreción de zinc en la orina.

Diuréticos

Los diuréticos son un tipo de medicamentos para la presión sanguínea, que se usan frecuentemente como terapia inicial para el tratamiento de la hipertensión arterial. Incluyen la hidroclorotiazida, el triamtereno-hidroclorotiazida (Dyazide, Maxzide), la clortalidona y la furosemida (Lasix).  Lamentablemente, el uso habitual puede dar como resultado unos niveles bajos de zinc en la sangre, además de pérdida del potasio y del magnesio.

Las píldoras anticonceptivas

Aprobadas por primera vez en 1960 como un medio para evitar el embarazo. El anticonceptivo lo toman más de 100 millones de mujeres en el mundo. Aunque son eficaces en un 99 %, cuando se toman correctamente, estas píldoras pueden disminuir el zinc, aparte de otros nutrientes.

Los antibióticos

Ciertos antibióticos, como la ciprofloxacina, la levofloxacina y la tetraciclina, pueden interaccionar con el zinc en los intestinos, dando como resultado una disminución de su absorción. Si tomas antibióticos, especialmente durante mucho tiempo, puede considerar tomar suplementos de zinc.

Las mejores fuentes de zinc en los alimentos (por 3 gramos)

  • Las ostras – 74 mg
  • La carne de res asada – 7 mg
  • El cangrejo de Alaska – 6,5 mg
  • La empanada de carne – 3 mg
  • Los cereales de desayuno – 3,5 mg
  • La langosta – 3,4 mg
  • La chuleta de cerdo – 2,9 mg
  • Los frijoles cocidos – (½ taza) 2,9 mg
  • El pollo – 2,4 mg
  • El yogur de frutas – (8 oz) 1,9 mg

13 Razones para optimizar la ingesta de zinc

  • Lucha contra el resfriado común
  • Ayuda a reducir el acné
  • Optimiza la memoria y la salud mental
  • Reduce el riesgo de depresión
  • Ayuda con el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH/TDA)
  • Ayuda a los que tienen un traumatismo craneoencefálico (TCE)
  • Ayuda a curar las heridas
  • Previene las quemaduras solares
  • Ayuda a prevenir la diarrea en los niños de 6 meses o más
  • Optimiza el sistema inmunológico
  • Optimiza la síntesis proteica
  • Optimiza la salud del ADN
  • Ayuda a las células a reproducirse adecuadamente

Lucha contra el resfriado común

El resfriado común es la infección más frecuente con la que se encontrará una persona en su vida. Se estima que hay más de 220 virus diferentes del resfriado que infectan a los humanos. Después de estar expuesto, normalmente tarda de uno a tres días para que se manifieste la enfermedad, y la duración de un resfriado es generalmente de siete días, pero en algunos casos puede durar varias semanas. El mismo virus no infecta nunca dos veces a la misma persona y, aunque no existe una cura para el resfriado común, hay maneras para prevenir la infección – el zinc es una de ellos.

Numerosos estudios muestran los beneficios del zinc a la hora de prevenir el resfriado común. Un estudio de 2016 en el British Journal of Clinical Pharmacology concluyó: “se puede fomentar que los pacientes del resfriado común prueben las pastillas de zinc dentro de las 24 horas de la manifestación de los síntomas”.

Muchos profesionales holísticos sugieren que se empiecen a tomar pastillas de zinc en cuanto se haya expuesto a un virus. Este importante suplemento mineral debería de formar parte del botiquín de uno, para que se pueda empezar tan pronto como se sientan los síntomas. Otro estudio de 2017 indicaba que tanto las pastillas de gluconato de zinc como las de acetato de zinc eran igualmente eficaces. Dosis sugerida: pastillas de zinc, 30 mg, como se indica en la etiqueta.

Ayuda a reducir el acné

El acné es una de las razones habituales de que los adolescentes y los adultos jóvenes visiten al médico de familia. El acné adolescente se cree que se debe, en gran parte, a unas dietas muy procesadas y a las hormonas. Los medicamentos sin receta y las recetadas son un sector multimillonario. Los estudios muestran que el zinc oral puede ayudar.

Un estudio de 2013 en The Journal of Drugs in Dermatology demostró que el zinc oral y el tópico podrían ser útiles contra el acné debido a sus propiedades antinflamatorias y antibacterianas. Además, un estudio de 2017 en Dermatologic Therapy afirmaba: “el zinc es una alternativa prometedora ante otros tratamientos para el acné debido a su bajo coste, su eficacia y la ausencia de efectos secundarios sistémicos”.

Optimiza la memoria y la salud cerebral

La demencia y la enfermedad de Alzheimer producen una pérdida de la memoria progresiva. Las personas mayores de 65 tienen el riesgo más alto. El zinc juega un papel importante en la salud cerebral. Cuando hay una deficiencia, una persona puede tener dificultades para recordar las cosas. Sin embargo, el zinc es solo parte de la ecuación – el cobre es el otro. Puede ser importante conocer la proporción cobre-zinc. Se puede hacer un test de ambos minerales con un simple análisis de sangre. Los niveles bajos de zinc en la sangre  y demasiado cobre aumentan el riesgo de demencia, de acuerdo con un estudio en el Journal of Alzheimer’s Disease. La proporción de cobre a zinc, de acuerdo con el investigador de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA), el Dr. Dale Bredesen es 0,8:1,2.  Los niveles óptimos de zinc en la sangre son 90-110 mcg/dl.

Reduce el riesgo de depresión

El trastorno depresivo afecta a millones de personas por el mundo. La causa es generalmente una combinación de tensiones sociales, tensiones económicas y el desequilibrio bioquímico. Los síntomas incluyen el deseo de dormir, menor interés por las actividades, un sentimiento de culpa, problemas para concentrarse, moverse con lentitud y, a veces, ideas autolesivas. Cuando existe, buscar ayuda de un profesional de la salud es esencial. Los estudios han demostrado que las personas con depresión tienen más probabilidades de tener unos niveles más bajos de zinc en la sangre.  

Un estudio de 2017 en Frontiers in Pharmacology apoyaba la importancia del zinc en los que padecen depresión. El mismo estudio mostró también que la sustitución de zinc podría ser útil para tratar la psicosis.

Trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH/TAD)

Un estudio de 2017 de Rusia sugería que el zinc podría ayudar a los niños con síntomas de TDAH. Otro estudio de 2017 en Current Psychiatry Reports sugirió para aquellos en riesgo de deficiencia que la repleción de zinc podría ser útil para tratar el trastorno de déficit de atención. Son necesarios más estudios.  

Traumatismo craneoencefálico (TCE)

El traumatismo craneoencefálico es el resultado de una lesión cerebral, que es común después de una conmoción. El traumatismo craneoencefálico aumenta el riesgo de demencia, depresión, y el abuso de drogas. Un estudio de 2017 proveniente de Rusia sugirió que el zinc podría ayudar a la recuperación de las neuronas cerebrales. Son necesarios más estudios.

Heridas cutáneas crónicas

Las heridas crónicas son comunes en los diabéticos y en los que son incapaces de andar debido a un problema médico. Los niveles bajos de nutrientes, incluyendo el zinc, son más comunes en los que tienen úlceras crónicas en las piernas de acuerdo con un estudio de 2017. Un estudio adicional de 2017 en el Journal of Wound Care demuestra que el óxido de zinc, cuando se usa tópicamente, se ha visto que es útil para curar heridas.

Protección solar

El óxido de zinc se usa en las fórmulas de protectores solares y puede ser útil en la prevención de quemaduras solares.

Toxicidad

En general, el zinc es un mineral que puede ingerirse con seguridad. Sin embargo, si se consume en exceso, puede producir efectos secundarios, incluidos nauseas, calambres abdominales y dolores de cabeza. Se recomienda que una persona consuma un máximo de 150-450 mg al día, especialmente si toma suplementos, ya que estos valores se han asociado con una disminución en la absorción de cobre.

No se recomienda el uso de zinc intranasal y se ha asociado con la pérdida del olfato.  

Dosis sugerida:

  • El picolinato de zinc, el gluconato de zinc, el bisglicinato de zinc y el citrato de zinc se absorben mejor. Las dosis habituales son de 10 a 25 mg diarios
  • Se puede tomar también un multivitaminas con zinc
  • Pastillas de zinc -tómalas según lo indica la etiqueta
  • Para uso tópico, y en el cuidado de las heridas, es preferible el óxido de zinc
  • El óxido de zinc también puede usarse como protector solar
  • El sulfato de zinc y el óxido de zinc se absorben menos y este autor no los aconseja para el uso oral

El zinc puede ayudar a optimizar tu salud

El zinc es un mineral esencial que es crucial para una salud óptima. Una dieta nutritiva, bien hecha, rica en alimentos que contienen zinc es importante para garantizar los niveles adecuados de zinc tanto en la sangre como en los tejidos. El zinc puede ser útil para una serie de problemas de salud. Ciertos medicamentos pueden reducir los niveles de zinc en el cuerpo humano, si se toman, es preciso tener un cuidado adicional para garantizar el consumo adecuado de zinc.

Referencias:

  1. Ciubotariu D, Ghiciuc CM, Lupușoru CE. Zinc involvement in opioid addiction and analgesia – should zinc supplementation be recommended for opioid-treated persons? Substance Abuse Treatment, Prevention, and Policy. 2015;10:29. doi:10.1186/s13011-015-0025-2.
  2. Wessells KR, Brown KH. Estimating the Global Prevalence of Zinc Deficiency: Results Based on Zinc Availability in National Food Supplies and the Prevalence of Stunting. Bhutta ZA, ed. PLoS ONE. 2012;7(11):e50568. doi:10.1371/journal.pone.0050568.
  3. Mocchegiani, E.; Bertoni-Freddari, C.; Marcellini, F.; Malavolta, M. Brain, aging and neurodegeneration: Role of zinc ion availability. Prog. Neurobiol. 2005, 75, 367–390.
  4. Andreini, C.; Banci, L.; Bertini, I.; Rosato, A. Counting the zinc-proteins encoded in the human genome. J. Proteome Res. 2006, 5, 196–201.
  5. Vela G, Stark P, Socha M, Sauer AK, Hagmeyer S, Grabrucker AM. Zinc in Gut-Brain Interaction in Autism and Neurological Disorders. Neural Plasticity. 2015;2015:972791. doi:10.1155/2015/972791.
  6. J Trace Elem Med Biol. 2007;21 Suppl 1:53-5. Epub 2007 Nov 19.
  7. Yang Y, Jing X-P, Zhang S-P, et al. High Dose Zinc Supplementation Induces Hippocampal Zinc Deficiency and Memory Impairment with Inhibition of BDNF Signaling. Yan R, ed. PLoS ONE. 2013;8(1):e55384. doi:10.1371/journal.pone.0055384.
  8. Lazzerini M, Wanzira H. Oral zinc for treating diarrhoea in children. The Cochrane Database of Systematic Reviews. 2016;(12):CD005436. doi:10.1002/14651858.CD005436.pub5.
  9. Patel AB, Mamtani M, Badhoniya N, Kulkarni H. What zinc supplementation does and does not achieve in diarrhea prevention: a systematic review and meta-analysis. BMC Infectious Diseases. 2011;11:122. doi:10.1186/1471-2334-11-122.
  10. Blewett HJ, Taylor CG. Dietary Zinc Deficiency in Rodents: Effects on T-Cell Development, Maturation and Phenotypes. Nutrients. 2012;4(6):449-466. doi:10.3390/nu4060449.
  11. Hemilä, H., Petrus, E. J., Fitzgerald, J. T., and Prasad, A. (2016) Zinc acetate lozenges for treating the common cold: an individual patient data meta-analysis. Br J Clin Pharmacol, 82: 13931398. doi: 10.1111/bcp.13057.
  12. Hemilä H, Fitzgerald JT, Petrus EJ, Prasad A. Zinc Acetate Lozenges May Improve the Recovery Rate of Common Cold Patients: An Individual Patient Data Meta-Analysis. Open Forum Infectious Diseases. 2017;4(2):ofx059. doi:10.1093/ofid/ofx059.
  13. J Drugs Dermatol. 2013 May;12(5):542-5.
  14. Dermatol Ther. 2017 Nov 28. doi: 10.1111/dth.12576. [Epub ahead of print]
  15. J Alzheimers Dis. 2015;47(3):565-81. doi: 10.3233/JAD-143108.
  16. Int J Mol Sci. 2017 Nov 23;18(12). pii: E2506. doi: 10.3390/ijms18122506.
  17. Petrilli MA, Kranz TM, Kleinhaus K, et al. The Emerging Role for Zinc in Depression and Psychosis. Frontiers in Pharmacology. 2017;8:414. doi:10.3389/fphar.2017.00414.
  18. Zh Nevrol Psikhiatr Im S S Korsakova. 2017;117(7):112-119. doi: 10.17116/jnevro201711771112-119.
  19. Curr Psychiatry Rep. 2017 Feb;19(2):8. doi: 10.1007/s11920-017-0762-1.
  20. Zh Nevrol Psikhiatr Im S S Korsakova. 2017;117(7):112-119. doi: 10.17116/jnevro201711771112-119.
  21. Barber GA, Weller CD, Gibson SJ. Effects and associations of nutrition in patients with venous leg ulcers: A systematic review. J Adv Nurs. 2017;00:1–14. https://doi.org/10.1111/jan.13474
  22. J Wound Care. 2017 Oct 1;26(Sup10):S30-S36. doi: 10.12968/jowc.2017.26.Sup10.S30.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

Ritual nocturno saludable para niños

Bienestar

5 deficiencias de minerales comunes

Bienestar

Reinicie su reloj biológico para los cambios estacionales