beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements

Una guía de 5 minutos sobre el glutatión: por qué es importante para la función inmunológica

Por el Dr. Michael Murray 

En este artículo:


Uno de los compuestos más importantes que produce cada una de las células del organismo es el glutatión.

‌‌‌‌¿Qué es el glutatión?

El glutatión es una pequeña molécula de proteína compuesta por los aminoácidos glutamato, cisteína y glicina.

‌‌¿Qué hace el glutatión?

El glutatión ayuda a proteger nuestras células frente a los daños, a la vez que ayuda a eliminar los compuestos nocivos.

En el transcurso de 100 años de investigaciones, más de 100 000 artículos científicos han determinado que mantener los niveles de glutatión celular es una de las claves más importantes para mantener una función celular adecuada, la salud inmunológica y retrasar el proceso de envejecimiento.

‌‌5 beneficios del glutatión

  1. Es un antioxidanteEl glutatión es el mayor antioxidante de las células para protegerlas contra los daños. También es fundamental para el reciclaje y la correcta utilización de otros antioxidantes como las vitaminas C y E.
  2. Tiene efectos sobre el sistema inmunológico. El glutatión protege a las células inmunes contra los daños y también ejerce algunos efectos antivirales directos. También es fundamental para modular el equilibrio del sistema inmunológico. Aumenta las funciones cuando el sistema inmunológico está poco activo y lo devuelve al equilibrio cuando está muy activo.
  3. Tiene efectos mitocondriales. El glutatión desempeña un papel fundamental en la función de las mitocondrias (los compartimentos productores de energía de las células).
  4. Es fundamental para la función celular. El glutatión es necesario para la fabricación de muchas proteínas celulares, la síntesis y reparación del ADN, la activación y regulación de las enzimas celulares que participan en la función general de la célula, y la acción correcta de la vitamina D3.
  5. Es un compuesto desintoxicante. El glutatión es el agente desintoxicante más eficaz del organismo. El glutatión se une a las toxinas, contaminantes, sustancias químicas, metales pesados y metabolitos de drogas no deseados y los excreta a través de la orina o el intestino.

‌‌‌‌¿Qué sucede cuando los niveles de glutatión en el cuerpo son bajos?

Los niveles de glutatión tienden a disminuir a medida que envejecemos, así como cuando estamos expuestos a toxinas, fármacos, contaminación ambiental y cualquier otro compuesto que cause daño oxidativo. Incluso algo tan simple como tomar acetaminofén (por ejemplo, Tylenol) puede hacer que los niveles de glutatión desciendan drásticamente. Unos niveles bajos de glutatión están vinculados al envejecimiento acelerado y a casi todas las enfermedades crónicas, especialmente las asociadas al envejecimiento como el declive cognitivo, la diabetes de tipo 2 y muchas formas de enfermedades crónicas.1,2

El hecho de ser una persona mayor es un factor de riesgo bien reconocido de enfermedades graves, complicaciones y fallecimiento por diversas causas, entre ellas las infecciones virales. La disminución de los niveles de glutatión hace que las células sean más susceptibles a los daños oxidativos. Unos niveles bajos de glutatión también pueden perjudicar el sistema inmunológico, así como las barreras protectoras en el tracto respiratorio y gastrointestinal.

Los mismos daños existen en estas situaciones:

  • Enfermedades renales crónicas
  • EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica)
  • Estado inmunocomprometido (sistema inmunológico debilitado) por el trasplante de órganos sólidos
  • Obesidad (índice de masa corporal [IMC] de 30 o superior)
  • Enfermedades cardíacas graves, como insuficiencia cardíaca, enfermedad de las arterias coronarias o cardiomiopatías
  • Enfermedad de células falciformes
  • Diabetes mellitus tipo 2

‌‌‌‌¿Qué papel desempeña el glutatión en la función inmunológica?

Durante esta época de mayor interés en la salud inmunológica, es importante comprender la importancia del glutatión en la protección contra las infecciones. Lo que sí está claro en las investigaciones es que los niveles celulares más altos de glutatión se relacionan con que la persona tenga la respuesta correcta a las infecciones virales.3 Este efecto se debe a que el glutatión protege a las células inmunitarias contra los daños y mejora las funciones inmunitarias que son fundamentales para protegerse contra los virus.4 El glutatión también ha demostrado tener efectos directos en el bloqueo de la replicación de diversos virus en distintas etapas de su ciclo de vida.5 Se cree que estas propiedades antivirales del glutatión ayudan a prevenir el aumento de la carga viral y la subsiguiente liberación masiva de células inflamatorias en los pulmones que se observa en determinadas enfermedades virales.

‌‌‌‌¿Qué factores y suplementos alimenticios aumentan los niveles de glutatión?

La alimentación puede ayudar a elevar los niveles de glutatión, pero solo hasta cierto punto. El cuerpo humano, principalmente el hígado, produce entre 8000 y 10 000 mg diarios de glutatión. Para poner esta cantidad en perspectiva, una alimentación sana rica en frutas y verduras frescas puede proporcionar unos 150 mg diarios de glutatión preformado. No obstante, la célula se esfuerza por mantener el glutatión, por lo que los efectos acumulativos de una mayor ingesta de glutatión en la dieta son, sin duda, un objetivo importante. Los espárragos, el aguacate y las nueces son fuentes alimenticias particularmente ricas en glutatión.

Los tratamientos complementarios más populares para aumentar los niveles de glutatión consisten en tomar glutatión o N-acetilcisteína. Antes de los estudios recientes, había cierta controversia con respecto al glutatión como suplemento alimenticio porque se creía que el glutatión no se absorbía cuando se tomaba por vía oral. Se suele citar un estudio inicial que demuestra la falta de absorción. En el estudio, una sola dosis de 3000 mg de glutatión no logró aumentar los niveles de glutatión en la sangre. Sin embargo, resulta que existe otro motivo.7 Los investigadores buscaban niveles de glutatión libre y como el glutatión es tan valioso que se une rápidamente a las proteínas de transporte para llevarlo a las células8, lo que hace que no aparezca como glutatión libre en la sangre.

‌‌‌‌¿Los suplementos de glutatión se pueden absorber por vía oral?

El primer estudio que demostró una absorción oral considerable en seres humanos con glutatión reducido (GSH) se llevó a cabo en la Universidad de Kioto en 2014.9 El estudio se diferenció porque no solo examinó el glutatión libre y no unido en la sangre, sino también el nivel de glutatión unido a la proteína. Los resultados revelaron que, si bien no había una diferencia apreciable en los niveles de glutatión libre, el nivel de glutatión unido a la proteína aumentó considerablemente tras la administración de suplementos de glutatión. Este estudio fue innovador porque expuso las deficiencias de los estudios de absorción anteriores.

En el siguiente estudio, realizado en la Universidad Estatal de Pensilvania en 2015, se volvió a demostrar con claridad que el glutatión se absorbe por vía oral y aumenta la concentración tisular de glutatión.10 Un total de 54 adultos sanos no fumadores participaron en un estudio aleatorio de placebo o glutatión oral con una dosis de 250 mg o 1000 mg diarios durante 6 meses. Los resultados demostraron que los niveles de glutatión aumentaron considerablemente con respecto a los valores iniciales en toda la sangre y en los glóbulos rojos a los 3 y a los 6 meses en ambas dosis. Después de 6 meses, tomar 250 mg diarios de glutatión aumentó los niveles de glutatión en un 17 % en toda la sangre y en un 29 % en los glóbulos rojos. El hecho de tomar 1000 mg diarios de glutatión aumentó los niveles de glutatión en un 31 % en toda la sangre y en un 35 % en los glóbulos rojos. Lo más impresionante fue que los niveles de glutatión de las células que recubren la parte interior de la mejilla aumentaron un 250 % en quienes tomaron 1000 mg diarios de glutatión.

Recientemente, un estudio realizado en animales en 2018 demostró que el glutatión se absorbe directamente en el intestino, luego pasa a la sangre unido a las proteínas y por último llega al hígado, donde se utiliza para la protección celular y las reacciones de desintoxicación.11

‌‌¿Qué es la NAC y cómo potencia el glutatión?

La N-acetilcisteína (NAC) es una forma del aminoácido cisteína, el aminoácido clave del glutatión Tomar NAC como un suplemento alimenticio para aumentar los niveles de glutatión en los tejidos. El suplemento de NAC puede aumentar los niveles de glutatión y es de gran ayuda para proteger los pulmones y el tracto respiratorio, así como el tracto gastrointestinal de los daños.14-17 Además, la NAC es el tratamiento preferido para tratar la toxicidad del acetaminofén (Tylenol®, paracetamol). El paracetamol se metaboliza en compuestos tóxicos que agotan las reservas de glutatión del hígado y posteriormente lo deterioran. En niveles suficientemente altos o junto con la ingestión de alcohol, esta disminución del glutatión causada por el paracetamol puede ser mortal.

La NAC también es un agente modificador de la mucosidad. Se ha utilizado por vía oral con gran éxito, así como en hospitales a través de tubos de respiración para ayudar a las personas que tienen problemas de mucosidad ineficiente o espesa en condiciones pulmonares agudas y crónicas como enfisema, bronquitis, asma crónica y fibrosis quística.

La NAC puede ayudar a reducir la viscosidad de las secreciones bronquiales. También se ha descubierto que la NAC mejora la capacidad de los cilios del tracto respiratorio para eliminar la mucosidad, aumentando la tasa de eliminación en un 35 %. Como resultado de estos efectos, la NAC mejora la función bronquial y pulmonar, reduce la tos y mejora la saturación de oxígeno en la sangre cuando el tracto respiratorio se ve afectado.

Para proteger y aumentar los niveles de glutatión en los pulmones, la dosis es generalmente de 500 a 1000 mg diarios. Para reducir el grosor de la mucosidad, la dosis normal es de 200 a 400 mg tres o cuatro veces al día.17-19

¿Cuál es mejor? ¿El glutatión o la NAC?

Para contestar esta pregunta, es importante afirmar que ambas formas han demostrado beneficios clínicos, y elegir una sobre la otra es como buscarle las cinco patas al gato. La ventaja del glutatión es que es el compuesto activo preformado. La ventaja de la NAC es que puede ser un mucolítico más eficaz y una mejor opción cuando la mucosidad del tracto respiratorio es espesa y pegajosa.

Referencias:

  1. Forman HJ, Zhang H, Rinna A. Glutathione: overview of its protective roles, measurement, and biosynthesis. Mol. Aspects Med. 2009;30, 1−12. 
  2. Dwivedi D, Megha K, Mishra R, Mandal PK. Glutathione in Brain: Overview of Its Conformations, Functions, Biochemical Characteristics, Quantitation and Potential Therapeutic Role in Brain Disorders. Neurochem Res. 2020;45(7):1461-1480.
  3. Dröge W, Breitkreutz R. Glutathione and immune function. Proc Nutr Soc. 2000;59(4):595-600.
  4. Fraternale A, Brundu S, Magnani M. Glutathione and glutathione derivatives in immunotherapy. Biol Chem. 2017;398(2):261-275.
  5. Fraternale A, Paoletti MF, Casabianca A, et al. Antiviral and immunomodulatory properties of new pro-glutathione (GSH) molecules. Curr Med Chem. 2006;13(15):1749-1755.
  6. Jones DP, Coates RJ, Flagg EW, et al. Glutathione in foods listed in the National Cancer Institutes Health Habits and History Food Frequency Questionnaire. Nutr Cancer 1995;17:57-75.
  7. Witschi A, Reddy S, Stofer B, Lauterburg BH. The systemic availability of oral glutathione. Eur J Clin Pharmacol 1992;43(6):667-9.
  8. Kovacs-Nolan J, Rupa P, Matsui T, et al. In vitro and ex vivo uptake of glutathione (GSH) across the intestinal epithelium and fate of oral GSH after in vivo supplementation. J Agric Food Chem. 2014;62(39):9499-9506.
  9. Park EY, Shimura N, Konishi T, et al. Increase in the protein-bound form of glutathione in human blood after the oral administration of glutathione. J Agric Food Chem. 2014;62(26):6183-6189.
  10. Richie JP Jr, Nichenametla S, Neidig W, et al. Randomized controlled trial of oral glutathione supplementation on body stores of glutathione. Eur J Nutr. 2015;54(2):251-263.
  11. Yamada H, Ono S, Wada S, et al. Statuses of food-derived glutathione in intestine, blood, and liver of rat. NPJ Sci Food. 2018;2:3. Published 2018 Feb 6. doi:10.1038/s41538-018-0011-y.
  12. Sacco R, Eggenhoffner R, Giacomelli L. Glutathione in the treatment of liver diseases: insights from clinical practice. Minerva Gastroenterol Dietol. 2016;62(4):316-324.
  13. Kessoku T, Sumida Y, Imajo K, et al. Efficacy of Glutathione for the Treatment of Non-Alcoholic Fatty Liver Disease: An Open-Label, Multicenter, Prospective Study. J Hepatology 2016;64(2):S500.
  14. Šalamon Š, Kramar B, Marolt TP, Poljšak B, Milisav I. Medical and Dietary Uses of N-Acetylcysteine. Antioxidants (Basel). 2019;8(5):111.
  15. Pei Y, Liu H, Yang Y, et al. Biological Activities and Potential Oral Applications of N-Acetylcysteine: Progress and Prospects. Oxid Med Cell Longev. 2018;2018:2835787.
  16. Elbini Dhouib I, Jallouli M, Annabi A, Gharbi N, Elfazaa S, Lasram MM. A minireview on N-acetylcysteine: An old drug with new approaches. Life Sci. 2016;151:359-363. doi:10.1016/j.lfs.2016.03.00.
  17. Santus P, Corsico A, Solidoro P, Braido F, Di Marco F, Scichilone N. Oxidative stress and respiratory system: pharmacological and clinical reappraisal of N-acetylcysteine. COPD. 2014 Dec;11(6):705-1.
  18. Stey C, Steurer J, Bachmann S, Medici TC, Tramer MR. The effect of oral N-acetylcysteine in chronic bronchitis: a quantitative systematic review. Eur Respir J 2000;16(2):253-62.
  19. Grandjean EM, Berthet P, Ruffmann R, Leuenberger P. Efficacy of oral long-term N-acetylcysteine in chronic bronchopulmonary disease: a meta-analysis of published double-blind, placebo-controlled clinical trials. Clin Ther 2000;22(2):209-21.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

4 formas naturales de mejorar la salud pulmonar

Bienestar

Cómo usar la cúrcuma: beneficios, salud articular y dosificación

Bienestar

Cómo mantener su hogar ecológico y limpio en 3 simples pasos