checkoutarrow
MX
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Bienestar

Nutriente destacado - Astaxantina

27 Abril 2017

Hay más de 400 miembros diferentes en la familia de los pigmentos carotenoides en la naturaleza. Históricamente, la potencia de un caroteno en la mejora de la salud humana se basaba en su capacidad de convertirse en vitamina A. Por ejemplo, el betacaroteno, el pigmento que hace que las zanahorias tengan su color naranja, presenta el valor de vitamina A más alto y durante mucho tiempo fue considerado como el caroteno más importante. Sin embargo, ahora se sabe que algunos de los carotenos más importantes para la salud humana no se convierten en vitamina A en absoluto. El "rey" por antonomasia de todos los carotenos que no se convierten en vitamina A es la astaxantina. Se le concede este título debido a sus virtudes únicas y a sus acciones en favor de la salud y protectoras frente al daño celular, especialmente en el sistema cerebral y vascular.

¿Dónde se encuentra la astaxantina en la naturaleza?

La astaxantina es un pigmento caroteno rojo intenso que se encuentra de manera predominante en las especies marinas. La Haematococcus pluvialis, una especie de microalgas, es la fuente más rica de astaxantina. Cuando el salmón, la langosta, el camarón, el krill y otras especies marinas la consumen, la intensa pigmentación roja tiene como consecuencia que estos animales presenten una carne rojiza o rosada, o que presenten unas cáscaras externas de estos colores.

La astaxantina es absolutamente esencial para la supervivencia de estos organismos. Por ejemplo, las microalgas necesitan la astaxantina para protegerse de los daños producidos durante la fotosíntesis. También se sabe que los salmones jóvenes mueren o no se desarrollan correctamente sin una ingesta suficiente de astaxantina en su dieta. La astaxantina también les brinda cierta protección a algunos animales, al hacerlos menos visibles en aguas profundas, donde el segmento rojo del espectro de longitud de onda de la luz visible no penetra. El pigmento rojo también desempeña un papel en el apareamiento y en el desove.

¿Cómo se produce la astaxantina?

Aunque la astaxantina se encuentra en el salmón, en las huevas de arenque o en los suplementos de aceite de krill, las cantidades presentes en estas fuentes son mucho menores que las que aportan los extractos de H. pluvialis. Por ejemplo, el nivel de la astaxantina presente de manera natural en una cápsula de aceite de pescado o de krill es de 100 mcg (0,1 mg) aproximadamente. Esta cantidad no es muy elevada en comparación con los 4-12 mg por cápsula presentes en la mayoría de suplementos de astaxantina derivados de H. pluvialis.

Para producir los mejores productos con astaxantina natural, se usan grandes tanques para cultivar H. pluvialis en interiores, bajo unas condiciones ideales que mejoren la producción de astaxantina y eviten la contaminación ambiental. La astaxantina se libera entonces de la gruesa pared celular de las algas y se concentra.

Existen otras fuentes de astaxantina del mercado, pero se producen a partir de o bien síntesis químicas, o bien de levadura genéticamente modificada (Phaffia rhodozyma). Con frecuencia, a los salmones de piscifactoría se les dan estas variedades sintéticas para que tengan ese color rojo característico en la piel, pero lo cierto es que esta clase de astaxantina no es igual que la astaxantina natural: se ha constatado que es veinte veces menos potente como antioxidante que su forma natural.

¿Cómo funciona la astaxantina?

Resulta un tanto cliché referirse a diversos compuestos naturales como antioxidantes. Sí, la astaxantina tiene actividad antioxidante y definitivamente ayuda a evitar el daño oxidativo que contribuye a problemas médicos como el envejecimiento, la resistencia a la insulina, las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. Y sí, muchos otros antioxidantes naturales también reúnen estas virtudes. Ahora bien, la astaxantina difiere un poco de los antioxidantes y ejerce algunos beneficios adicionales en la preservación celular.

En primer lugar, a nivel de efectos antioxidantes generales, como agente protector de las membranas celulares, la astaxantina es más de 65 veces más potente que la vitamina C, 50 veces más potente que el betacaroteno y 10 veces más potente que la vitamina E. En segundo lugar, uno de los aspectos únicos de la astaxantina se relaciona con su tamaño y con cómo encaja en las membranas celulares. Es considerablemente más grande/más largo que otros carotenos populares. Su tamaño y forma física le permiten introducirse en las membranas celulares, donde es capaz de abarcar todo el grosor de la membrana celular. Esto le permite a la astaxantina no solo proteger la membrana celular interna y externa del daño oxidativo, sino también estabilizar las membranas celulares.

La astaxantina también tiene algunos efectos antiinflamatorios específicos que hacen que este caroteno sea muy útil en la protección de las células cerebrales y vasculares frente a posibles daños. Puesto que la astaxantina protege eficazmente el sistema de membranas de la mitocondria (el compartimiento energético de las células) puede ayudar a aumentar la producción de energía celular.

¿Qué puede hacer la astaxantina?

Más de 50 estudios clínicos y experimentales han demostrado que la astaxantina es potencialmente útil en los siguientes casos:

  • Salud cardiovascular. Protege el revestimiento vascular, propicia una mejora en el flujo sanguíneo y evita la oxidación (daño) del colesterol LDL.
  • Salud ocular. Protege contra la fatiga ocular, ayuda a mejorar la agudeza visual y la percepción de la profundidad, y aumenta el flujo sanguíneo a los tejidos oculares.
  • Salud cerebral. Ayuda a proteger contra el envejecimiento y a mejorar el funcionamiento de la mente.
  • Actividades deportivas Favorece la resistencia muscular y protege contra el daño muscular.
  • Ayuda a tratar la diabetes, la resistencia a la insulina y el síndrome metabólico. Ayuda a mejorar el estado antioxidante y protege contra el daño vascular.
  • Salud cutánea. Reduce líneas finas y las arrugas, mejora la elasticidad de la piel, protege contra el daño solar, y evita las manchas de la edad y la hiperpigmentación.
  • Salud inmune. Protege contra el daño a las células del sistema inmunitario.

Una de las propiedades realmente especiales de la astaxantina es su capacidad para atravesar la blood-brain and blood-retinal barrier (barrera hematoencefálica y hematorretiniana) para proteger tanto el cerebro como los los ojos. Este efecto es bastante inusual en los carotenos. Por ejemplo, carotenos populares como el betacaroteno y el licopeno no tienen la capacidad de cruzar ninguna de estas dos barreras. Este efecto de la astaxantina indica que puede ser particularmente útil para mejorar la salud del cerebro y del ojo, así como para proteger al cerebro contra la enfermedad de Alzheimer o evitar la degeneración macular y otros trastornos degenerativos del cerebro y del ojo. Por supuesto, tiene otros beneficios, pero considero que es esta capacidad de cruzar la barrera hematoencefálica y hematorretiniana lo que hace de la astaxantina algo especial.

Otro efecto interesante tiene que ver con los red blood cells (glóbulos rojos). Dado que los glóbulos rojos son más susceptibles a sufrir daños por agresión oxidativa a medida que envejecemos, esto puede desembocar en una merma en la entrega de oxígeno a nuestros tejidos. Los efectos de la astaxantina en las membranas celulares pueden ser especialmente importantes en los glóbulos rojos. En 2011, en un ensayo clínico a doble ciego, 32 sujetos sanos, con edades comprendidas entre los 50 y los 69 años (n = 30) fueron asignados para recibir astaxantina (a dosis de 6 mg/día o de 12 mg/día) o placebo durante 12 semanas. Ambos niveles de dosis de astaxantina redujeron el daño oxidativo causado a los glóbulos rojos, sin que se constatara una mayor eficacia al nivel de dosificación mayor. La importancia de este hallazgo puede ser profunda, especialmente cuando se tiene en cuenta junto con otro estudio de 2011 que halló que la astaxantina (6 mg al día durante un período de 10 días) fue capaz de mejorar significativamente el flujo sanguíneo (reología). Las razones por las que estos efectos son trascendentales es que la mejora del suministro de oxígeno por todo el cuerpo puede producir un amplio abanico de efectos positivos.

¿Cuál es la dosificación de la astaxantina?

El rango de dosificación para la astaxantina es de 4 a 12 mg al día.

¿Cuáles son los efectos secundarios y las interacciones medicamentosas de la astaxantina?

No hay efectos secundarios conocidos ni interacciones con otros medicamentos a los niveles de dosis recomendados.

Referencias:

  1. Ambati RR, Phang SM, Ravi S, Aswathanarayana RG. Astaxanthin: sources, extraction, stability, biological activities and its commercial applications–a review. Mar Drugs. 2014 Jan 7;12(1):128-52.
  2. Fassett RG, Coombes JS. Astaxanthin in cardiovascular health and disease. Molecules. 2012 Feb 20;17(2):2030-48
  3. Kidd P. Astaxanthin, cell membrane nutrient with diverse clinical benefits and anti-aging potential. Altern Med Rev. 2011 Dec;16(4):355-64

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

7 formas de lograr el equilibrio hormonal naturalmente

Bienestar

Guía rápida de la palmitoiletanolamida (PEA)

Bienestar

Cuerpo y mente sanos: algunos consejos para el año nuevo