checkoutarrow
MX
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Condiciones

Cómo viajar con presión arterial alta

20 Diciembre 2018

Por el Dr. Eric Madrid

Miles de millones de personas vuelan cada año, y decenas de millones de estos viajeros tienen presión arterial alta. También conocida como hipertensión, la presión arterial alta es uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardíacas, ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares. Mientras que viajar con presión arterial alta es generalmente seguro mientras esté bajo control, hay algunas cosas que usted debe considerar antes de salir de la ciudad. Siga estas pautas para mantenerse saludable y cómodo en su próximo viaje.

14 cosas a considerar antes de viajar con presión arterial alta

Visite a su médico

Programe una visita con su médico para asegurarse de estar al día con sus análisis de sangre, y de estar en óptimas condiciones de salud antes de viajar. Es posible que deba realizarse análisis de sangre para asegurarse de que las dosis de sus medicamentos sean correctas. Algunos medicamentos para la presión arterial pueden afectar sus electrolitos, y un análisis de sangre podría detectar esta anomalía. Pregúntele a su médico si su presión arterial es lo suficientemente estable como para viajar; y si ha experimentado algún cambio en su salud desde su última visita, asegúrese de que su médico lo sepa. No espere hasta el último minuto; recuerde que los resultados de las pruebas pueden llevar tiempo, así que asegúrese de programar su cita al menos unas semanas antes de la fecha de salida.

Conozca sus números

Una vez que su médico le haya dado luz verde para viajar, asegúrese de mantener una presión arterial saludable mientras esté lejos. Para eso, debe saber cuáles son sus números de presión arterial saludables, y controlarlos para asegurarse de que estén bajo control. Si aún no tiene uno, considere comprar un monitor de presión arterial digital, que le permitirá medir su presión arterial desde cualquier lugar (la mayoría de los estudios sugieren que los monitores que usan un brazalete son más precisos que los que se ajustan en la muñeca). Tenga en cuenta que muchas farmacias de EE. UU. tienen dispositivos para medir la presión arterial, para que los clientes los usen si no posee uno. Pero puede ocurrir que estos dispositivos no estén disponibles en todas las áreas o en todos los países.  

Presión arterial normal en adultos: 100-130/60-80 mmHg

Hipertensión:  Si es superior a 140/90 (ó a 130/80 según la Asociación Norteamericana de Cardiología)

Asegúrese de que sus vacunas estén vigentes

Dependiendo de la ubicación a la que se dirija y a la época del año en la que viaje, se podrían recomendar ciertas vacunas. En general, los adultos con afecciones crónicas, incluida la enfermedad cardíaca, pueden ser más propensos a contraer y verse más afectados por ciertas infecciones, como la gripe. Pídale a su médico que revise su historial de vacunación, y asegúrese de que dicho historial esté actualizado. También puede visitar los Centros para el Control de Enfermedades (Centers for Disease Control) o el sitio web CDC para ver qué vacunas se recomiendan para los diferentes países del mundo.

Guarde sus medicamentos en su equipaje de mano

Las aerolíneas pierden equipaje todos los días. Lo más probable es que le haya pasado a usted o a alguien que usted conozca. Debido a que esto es tan común, es muy importante que usted tenga sus medicamentos con usted. Si sus maletas se pierden, puede ser que tarde días en recuperarlas. También corre el riesgo de perder sus medicamentos permanentemente. Vaya por el camino seguro y guarde todos los suministros médicos en su equipaje de mano. Asegúrese de que todos los recipientes estén bien cerrados y seguros, ya que podrían voltearse durante el vuelo.  

Lleve medicamentos extra

Si planea viajar por un período prolongado, debe asegurarse de tener suficientes medicamentos como para que le duren por lo menos el doble de tiempo de su viaje, por si hay retrasos imprevistos. Si normalmente obtiene medicamentos de la farmacia para un periodo de 30 días, pídale a su médico un suministro de 90 días. Además, si está planeando un viaje o tour de un día o que lo alejará del lugar donde se hospede, asegúrese de llevar medicamentos extra, por si el viaje o tour dura más de lo esperado. Si interrumpe el cronograma de toma de sus medicamentos, esto podría causarle desde algún malestar hasta complicaciones que amenacen su vida.

Algunos medicamentos que comúnmente se usan para tratar la presión arterial alta incluyen los siguientes:

  • Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA): lisinopril, benazepril, enalapril
  • Bloqueadores del receptor de angiotensina: losartán, valsartán
  • Betabloqueadores: atenolol, carvedilol, metoprolol
  • Bloqueadores de los canales de calcio: amlodipina, diltiazem
  • Diuréticos: hidroclorotiazida, clortalidona, triamtereno

Si toma alguno de estos medicamentos, es imprescindible que se asegure de tener suficiente para su viaje.

Lleve una lista de medicamentos

Lleve una lista de todos sus medicamentos en su billetera o bolso de viaje. Anote el nombre, la dosis (mg) y la frecuencia (es decir, una vez por día, dos veces por día, etc.). Esto puede ser útil por si pierde sus medicamentos, o si se encuentra fuera del hotel y necesita buscar servicios médicos de emergencia.

Familiarícese con el servicio de emergencia cercano a su destino

No importa a dónde vaya, asegúrese de estar al tanto de qué servicios médicos están disponibles en el improbable caso de que los necesite. Antes de llegar o cuando se registre, pregunte en su hotel si hay clínicas de atención de urgencias u hospitales cerca, por si los necesita. Si viaja en un crucero, pregunte sobre los servicios médicos que brindan a bordo del barco, antes de realizar la reserva. Evite sorpresas cuando se trate de su salud: no espere a experimentar una emergencia médica para conocer sus opciones de atención. ¡Averigüe cuáles son antes de salir o apenas arribe a su destino!

Averigüe qué farmacias locales hay

Algunos medicamentos pueden estar disponibles con receta solo en su país, pero pueden estar disponibles sin receta en el lugar al que viaje, o viceversa. De una u otra manera, deberá saber a dónde puede acudir para presentar sus recetas, de ser necesario. Haga un mapa de dónde están ubicadas las farmacias locales, y guarde sus direcciones en su teléfono o en una hoja de papel en su billetera. Asegúrese de tener su lista de medicamentos a mano en todo momento, por si los pierde.

Considere contratar un seguro de viaje

Antes de salir, llame a su compañía de seguros de salud y pregúnteles si brindan cobertura o reembolso por los servicios de atención médica que pueda necesitar mientras esté de viaje. Si no, considere comprar un seguro de viaje por separado antes de partir: si busca en Internet podrá encontrar las compañías que pueden ofrecerle esta cobertura. No querrá arruinar su viaje con el estrés adicional de tener que pagar facturas médicas inesperadas, y que además tenga que pagar en el momento. Si puede costearlo, sería muy conveniente contratar un seguro extra.

Lleve snacks con usted

Mantener un buen control de la presión arterial puede ser un desafío cuando viaja, debido a cambios en la rutina, interrupciones en los horarios de ejercicio y la probabilidad de que comerá en restaurantes más de lo que usted y su cuerpo están acostumbrados. Empaquetar snacks saludables y bajos en sodio podría ser crucial para mantener el equilibrio. Además, es muy importante preguntar acerca de las opciones bajas en sodio al comer afuera.

Lleve un refrigerador en su viaje por carretera

¿Hará un viaje por carretera? Cuando viaje en automóvil, es fácil depender de los restaurantes de comida rápida al paso. Sin embargo, estos alimentos con frecuencia incluyen una gran cantidad de sodio, carbohidratos simples e ingredientes procesados que podrían aumentar la presión arterial. Lleve un refrigerador portátil y llénelo con frutas, verduras y otros snacks saludables que lo mantengan satisfecho incluso después de pasar horas en la carretera. Los estudios demuestran que una dieta rica en frutas y verduras es importante para ayudar a mantener la presión arterial estabilizada.  Muchos toman complementos de Superalimentos Verdes, para asegurarse de estar recibiendo los fitonutrientes adecuados.

Opciones de snacks saludables para llevar en un refrigerador portátil:

No se conforme con la comida del aeropuerto

Si viaja en avión y pasa tiempo en el aeropuerto, encontrar comida saludable puede ser un verdadero desafío. La mayoría de los alimentos disponibles en restaurantes y tiendas están llenos de sodio y están muy procesados. Usted querrá asegurarse de poder preparar su comida. Prepare su propio desayuno, almuerzo o cena, y lleve también snacks saludables. Recuerde: los aeropuertos no permiten el ingreso de botellas grandes con líquidos, por lo que puede ser que no le permitan pasar batidos y licuados por el área de seguridad. Sin embargo, ¡podrá ingresar muchos otros snacks saludables!

No se exceda en los buffets de cruceros

La mayoría de los cruceros tienen buffets de tenedor libre, y son muy tentadores: hay tantas opciones que es fácil exagerar. Llénese de verduras y ensaladas, y coma poco de todo lo demás. Si viaja en verano con clima cálido y húmedo, posiblemente retenga más sodio y líquido de lo habitual. Además, si el clima es cálido y se consume alcohol, es fácil deshidratarse rápidamente, lo que puede aumentar la presión arterial.    

Planee su viaje con anticipación y disfrútelo

Planear con anticipación es la clave del éxito, sin importar cuándo, dónde o cómo viaje. Tomarse el tiempo necesario para planificar su ruta de viaje, el alojamiento y las opciones de alimentación pueden ayudarle a seguir viajando por el mundo sin importar las afecciones de salud que tenga. Puede llevarle más tiempo y esfuerzo, pero su salud y su comodidad valen la pena. ¡Bon voyage!

Complementos que podrían ayudarle a controlar la presión arterial

Coenzima Q10

La Coenzima Q10 juega un papel importante en la salud de las mitocondrias, las centrales eléctricas de nuestras células. Hay estudios que demuestran que también pueden ayudar en los casos de presión arterial alta. La Clínica Mayo respalda el uso de CoQ10 para la presión arterial alta, como lo hizo un estudio de 2015 en los Anales de la medicina (Annals of Medicine). Dosis sugerida:  Se recomienda de 100 mg a 300 mg diarios.

Magnesio

El magnesio es un importante cofactor de minerales y enzimas involucrado en más de 350 reacciones bioquímicas del cuerpo humano. Una ingesta adecuada de alimentos ricos en magnesio, que incluyen verduras de hojas verdes, es crucial. Con frecuencia, la dieta no es suficiente y se requiere un suplemento.

Ciertos medicamentos aumentan el riesgo de deficiencia de magnesio. Estos medicamentos incluyen reductores del ácido estomacal (es decir, omeprazol, pantoprazol, ranitidina) y píldoras diuréticas para bajar la presión arterial, (es decir, furosemida, triamtereno, hidroclorotiazida).

Un estudio de 2016 demostró que un mes de ingesta de magnesio podría ayudar a disminuir la presión arterial. Además, un estudio de 2017, mostró una reducción similar de la presión arterial con el magnesio en aquellas personas con resistencia a la insulina o con prediabetes.

Picnogenol

El picnogenol, es un potente antioxidante que se extrae de la corteza de pino. Fue utilizado originalmente por los pueblos indígenas de América del Norte y Asia, como hierba medicinal. El expedicionario francés Jacques Cartier, quien tomó posesión de Canadá en nombre de Francia, habría usado el extracto de la corteza de pino en 1535 durante su expedición, como tratamiento para el escorbuto, una afección causada por el consumo deficiente de vitamina C.

Hoy en día, los profesionales de la salud integrativa también se han dado cuenta de los muchos beneficios para la salud y el envejecimiento del extracto de corteza de pino, el cual fue introducido por primera vez en Estados Unidos como un complemento dietético en 1987.  Según un estudio de 2016 en Fitomedicina, esta hierba puede ayudar a bajar la presión arterial.

Vitamina D

Si bien hay muchas razones por las cuales una persona desarrolla presión arterial alta, los estudios muestran que los hombres con niveles más bajos de vitamina D tienen seis veces más probabilidades de tener hipertensión, mientras que las mujeres tienen casi tres veces más probabilidades.

Entonces, ¿qué puede hacer la vitamina D? Los estudios científicos demuestran que la vitamina D ayuda a distender los vasos sanguíneos que transportan la sangre por todo el cuerpo, lo que hace que la presión arterial baje. La deficiencia de vitamina D también puede ser la causa principal de que las personas con mayor pigmentación de la piel corran un mayor riesgo de tener presión arterial alta. Dosis sugerida: 2000 - 5000 UI diarias.

Referencias:

  1. Borghi, C., and Cicero, A. F. G- (2017) Nutraceuticals with a clinically detectable blood pressure-lowering effect: a review of available randomized clinical trials and their meta-analyses. Br J Clin Pharmacol, 83: 163–171. doi: 10.1111/bcp.12902.
  2. http://www.mayoclinic.org/drugs-supplements/coenzyme-q10/evidence/hrb-20059019
  3. Nutraceuticals for blood pressure control Cesare R. Sirtori, Anna Arnoldi & Arrigo F. G. Cicero Annals of Medicine Vol. 47 , Iss. 6,2015
  4. Hypertension. 2016 Aug;68(2):324-33. doi: 10.1161/HYPERTENSIONAHA.116.07664. Epub 2016 Jul 11.
  5. Am J Clin Nutr. 2017 Sep;106(3):921-929. doi: 10.3945/ajcn.117.155291. Epub 2017 Jul 19.
  6. Complement Ther Med. 2017 Feb;30:14-23. doi: 10.1016/j.ctim.2016.11.004. Epub 2016 Nov 18.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Condiciones

Un planteamiento natural de los riesgos comunes para la salud de las mujeres

Condiciones

9 alternativas naturales para el alivio de la ansiedad

Condiciones

DHEA, testosterona, declive cognitivo relacionado con la edad y demencia