Su preferencia se ha actualizado para esta sesión. Para cambiar permanentemente los ajustes de su cuenta, vaya a
Recuerde que puede actualizar su país o idioma de preferencia en cualquier momento en
checkoutarrow
MX
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements

6 formas naturales de mantener la salud del colon

Por la Dra. Kate Henry, naturópata

En este artículo:


El colon es un órgano extraordinario que constituye una quinta parte de nuestro aparato digestivo. Nos ayuda a absorber vitaminas como la B12 a crear nutrientes como la vitamina K, la biotina, ay los ácidos grasos de cadena corta, a regular el agua y los electrolitos en nuestro torrente sanguíneo y a eliminar los subproductos del metabolismo celular y la producción de hormonas. 

Pero si usted tiene alguna pregunta sobre el colon, no es el único. A la mayoría de las personas no se les enseña jamás la amplia gama de funciones que el colon desempeña cada día en favor de nuestra salud. Por ejemplo, ¿sabía que el colon y sus funciones ayudan a regular la salud ósea, la inmunidad, la coagulación de la sangre y mucho más?

En este artículo, explicaremos qué es el colon, cómo influye en la salud y cómo puede mantenerlo sano por medio de la nutrición, los cambios en el estilo de vida y los exámenes periódicos. 

‌‌Anatomía y función del colon

El colon es un tubo hueco de tejido muscular que mide aproximadamente un metro y medio de largo en el adulto promedio. Este tubo se divide en varias secciones: el ciego y la válvula ileocecal, el colon ascendente, el colon transverso, el colon descendente y el colon sigmoide, que termina en el recto. 

Cada parte del colon desempeña su propia función en la salud humana. La anatomía de cada parte del colon contribuye a dotarla de capacidades especiales. Por ejemplo, el colon ascendente, el transverso y el descendente contienen cámaras llamadas haustras, que parecen pequeñas bolsas. La palabra “haustra” proviene del latín y significa “recipiente” o “cubo”, ¡y ese es su aspecto! Las haustras retienen la mezcla de alimentos digeridos y agua que proviene del intestino delgado durante períodos lo bastante largos como para que la membrana del colon pueda extraer los nutrientes que necesita antes de dejar que los alimentos se desplacen por el resto del colon y salgan del organismo en forma de heces. 

Las haustras también albergan bacterias y otros microorganismos que ayudan a extraer los nutrientes de los alimentos. Por ejemplo, algunas bacterias producen biotina y vitamina K a partir de los alimentos que consumimos. Otras bacterias fermentan las fibras para producir ácidos grasos de cadena corta como el butirato, que a su vez sirven para estimular el metabolismo celular en la membrana del colon. 

Cada haustra tiene un revestimiento de mucosa absorbente que se compone de células denominadas colonocitos Los colonocitos ayudan a regular las concentraciones de potasio, sodio, agua, cloruro, bicarbonato y otros electrolitos tanto dentro como fuera del colon. Esto, a su vez, nos ayuda a regular el equilibrio de electrolitos en nuestro torrente sanguíneo. 

Si ampliamos la vista de las partes ascendente, transversal y descendente del colon, podemos ver la primera parte del colon, que se llama ciego. Está situado directamente encima del hueso de la cadera derecha, y es posible que podamos sentirlo y moverlo cuando está lleno de alimentos en digestión. La sensación será la de un pequeño globo de agua cuando esté muy lleno. 

El ciego está unido al apéndice y contiene una válvula que permite que los alimentos digeridos atraviesen el intestino delgado y pasen al torrente sanguíneo. Esta válvula se llama válvula ileocecal y allí se producen dos cosas importantes para el organismo. En primer lugar, es donde se absorbe la vitamina B12 si tenemos un intestino sano. En segundo lugar, es un tapón importante que evita el reflujo de elementos del intestino grueso al intestino delgado. Más adelante hablaremos de esto en la sección de trastornos colónicos, pero hay que saber que cuando esta válvula no funciona correctamente, no nos sentiremos bien y tendremos más probabilidades de sufrir algo llamado sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SBID), entre otros problemas.

Como puede ver, el colon tiene muchas partes, capas y estructuras anatómicas que le permiten realizar cada una de sus importantes funciones.

‌‌Qué efecto tiene el colon en la salud humana en general

El colon se encarga de la absorción y producción de nutrientes, así como de la eliminación de los desechos del organismo. ¡Decir que estos procesos son fundamentales para una salud humana óptima es quedarse corto! 

El colon ayuda a producir vitamina K y biotina

El colon alberga muchas bacterias que fabrican vitamina K y biotina a partir de los alimentos que consumimos. La vitamina K es necesaria para la síntesis de varios factores de coagulación, que ayudan a que nuestra sangre forme costras y detenga las hemorragias cuando se produce una herida. Algunas formas de vitamina K (como la K2) también intervienen en la renovación ósea y el metabolismo del calcio. Cuando las fuentes alimentarias de vitamina K, como el natto y las verduras de hoja verde, son inadecuadas dentro del régimen alimenticio, la producción bacteriana de vitamina K se vuelve importante para prevenir los síntomas de la deficiencia nutricional. 

La biotina es necesaria para el control del azúcar en la sangre y la salud del cabello, la piel y las uñas, y para mantener el nivel adecuado de zinc. Al igual que la vitamina K, es fabricada por las bacterias del colon y puede ayudar a llenar los vacíos si nuestra ingesta nutricional de biotina se ubica en un nivel bajo. La deficiencia de biotina puede provocar erupciones cutáneas, depresión, convulsiones, pérdida de cabello y problemas en las uñas, entre otros.

Por todos estos motivos, queremos un colon que contenga suficientes bacterias sanas.

Absorción de minerales y líquidos

El colon ayuda a regular la hidratación mediante la absorción del agua de los alimentos que consumimos. Además, la membrana del colon extrae electrolitos como el potasio, el calcio, el sodio, el cloruro y otros de los alimentos y los lleva al torrente sanguíneo. Estos minerales se usan para crear electricidad en nuestro sistema nervioso, catalizar reacciones enzimáticas que crean energía celular y mantener el equilibrio de los fluidos y la presión sanguínea en nuestro sistema cardiovascular Cabe imaginar que una deficiencia de cualquiera de los minerales, ya sea debida a una mala nutrición o a una mala salud del colon, podría afectar considerablemente el bienestar general, pero sobre todo la salud cardíaca y nerviosa.

Eliminación de toxinas

Algo que me gustaría que más personas supieran sobre el cuerpo humano es que, aunque el hígado filtra las toxinas del torrente sanguíneo, en realidad es el colon el que las elimina del organismo. Nuestro hígado procesa los productos de desecho de las reacciones enzimáticas de nuestro cuerpo, los hace pasar por la fase uno y la fase dos de la digestión en los hepatocitos, y luego excreta el producto de desecho en la bilis, que posteriormente se excreta en el tracto digestivo. Una vez en el sistema digestivo, esas toxinas unidas a la bilis se unen a la fibra. Esa combinación de fibra y bilis se supone que se empaqueta en las heces una vez que llega al colon y luego se excreta de forma rutinaria (por lo menos una vez al día) para mantener una carga tóxica baja en nuestro organismo. Cuando el colon se encuentra en buen estado y se consumen los alimentos adecuados, esto sucede de forma natural.

‌‌‌‌Qué puede fallar con respecto a la salud del colon

Enfermedades inflamatorias del intestino (EII)

La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa son enfermedades inflamatorias que afectan las membranas del colon. Pueden provocar úlceras, hemorragias, absorción deficiente de nutrientes, dolor, etc. Cuando las membranas del colon se inflaman y sufren daños crónicos, se pueden producir deficiencias nutricionales con el tiempo. Estas afecciones también aumentan el riesgo de padecer cáncer de colon si no se tratan.

Cáncer de colon

El cáncer colorrectal es el tercer tipo de cáncer más común en todo el mundo. Se calcula que dos millones de personas en todo el mundo padecieron cáncer de colon en el año 2020. Entre los factores de riesgo relacionados con el cáncer de colon se encuentran las dietas con bajo contenido en fibra, la inactividad, el consumo de alcohol, el sobrepeso y el bajo nivel de vitamina D. Todos estos factores de riesgo pueden afectar a la síntesis de ADN en el colon y otros tejidos. Dado que la producción y la regulación anómalas del ADN son la causa fundamental del origen y el crecimiento de los tumores, es importante mantener una producción saludable de ADN en el colon.

Dismotilidad

Los músculos del colon transportan los alimentos a través de él contrayéndose a ritmos periódicos e intercambiando agua y electrolitos con los tejidos y vasos circundantes. Este proceso de desplazamiento de los alimentos a través del intestino se denomina “motilidad”. Cuando la motilidad es anormal, los alimentos se desplazan por el colon demasiado rápido, lo que provoca diarrea, o demasiado lento, lo que provoca estreñimiento. Podemos clasificar el tiempo de tránsito intestinal anormal como “dismotilidad”, que significa movimiento anormal. Cuando la dismotilidad se vuelve crónica, afecta la capacidad del colon para desempeñar sus funciones básicas de producción de nutrientes, absorción de nutrientes y desintoxicación. Cuando la dismotilidad se vuelve crónica, afecta la capacidad del colon para desempeñar sus funciones básicas de producción de nutrientes, absorción de nutrientes y desintoxicación.

Disbiosis y SBID

El microbioma del intestino se encuentra en un equilibrio preciso entre muchos tipos importantes de microorganismos, incluidas las bacterias y las levaduras. En general, tener una abundancia de bacterias “buenas” (también conocidas como probióticos) ayuda a prevenir el crecimiento excesivo de bacterias y levaduras patógenas u oportunistas que provocan problemas en el intestino.

Existen campos de estudio completos que se centran en el microbioma, ¡y hay tantos estudios que leer y analizar! Yo se lo explico a mis clientes de la siguiente manera: todas las bacterias sobreviven mediante el uso de combustible. Producen productos de desecho como parte de su metabolismo celular. Algunos de los productos de desecho son muy beneficiosos para la salud humana. Otros productos de desecho, como el metano y el hidrógeno, pueden causar problemas si se producen en cantidades excesivas para nuestro organismo o si se producen en los lugares equivocados del mismo. 

En general, queremos contar con una abundancia de bacterias buenas en el intestino grueso, y queremos que dichas bacterias permanezcan allí y no migren a otros lugares. Tener un colon sano con una válvula ileocecal sana es fundamental para evitar la migración de las bacterias del colon a lugares a los que no deberían ir, como el intestino delgado. Cuando las bacterias del colon migran al intestino delgado, podemos tener síntomas como gases, hinchazón, calambres, mala absorción de nutrientes, diarrea, estreñimiento y más. En conjunto, este trastorno de la microbiota y los síntomas que provoca se denominan sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado o SBID. Si no ha oído hablar de ella, ¡considérese afortunado! Y agradézcale a su colon que cumpla su función de mantener las bacterias en el lugar adecuado.

Infección

A veces, un patógeno se instala en el colon y hace que un órgano aparentemente sano se convierta en un foco de infección. Muchas personas ya conocen la bacteria C. diff, que produce una infección grave que puede ser mortal si no se trata. La mejor defensa contra las infecciones de colon es tener una buena higiene del agua y de los alimentos y un microbioma sano que pueda combatir los microorganismos patógenos cuando nos topemos con ellos. A continuación explicaré como lograr esto.

‌‌6 métodos comprobados para prevenir problemas relacionados con el colon y cuidarlo a largo plazo

Cuidar el colon es igual a cuidar cualquier otra parte del cuerpo. Necesita un mantenimiento rutinario y una estrategia comprobada. Aunque no podrá “ver” necesariamente los efectos del cuidado de su colon, ya que se encuentra en su interior, podrá “sentir” los efectos en forma de una digestión más sana, movimientos intestinales más constantes y visitas al baño sin síntomas. 

Además, dado que el cuidado del colon mejora la salud del resto de los sistemas del organismo, el esfuerzo realizado le permitirá disfrutar de una mejor salud general, una piel más clara, un funcionamiento saludable del sistema nervioso y mucho más. Las siguientes son las principales formas de cuidar el colon todos los días.

1. Consuma suficiente fibra

Todas las publicaciones sobre la prevención del cáncer de colon han demostrado que el aumento del consumo de fibra se relaciona directamente con la mejora de la salud del colon y la disminución del riesgo de cáncer colorrectal. Esto se debe a que las fibras ayudan a equilibrar el microbioma, a aumentar la motilidad y a brindar el volumen necesario para mover las toxinas a través de nuestro colon y fuera del cuerpo. Para mantener una buena salud del colon, hay que consumir al menos 25 gramos de fibra al día. Las poblaciones que consumen unos 50 gramos al día tienen el menor riesgo de cáncer de colon que cualquier otro grupo de personas en la Tierra. 

2. Beba agua

El intestino grueso combina agua, alimentos digeridos, fibra y electrolitos de forma constante para formar las heces. Sin suficiente agua, las heces no pueden moverse eficazmente por el colon y se atascan Esto se conoce como estreñimiento. En realidad, el estreñimiento consiste en evacuar menos de una vez al día, ¡lo que sorprende a la mayoría de la gente! Beber suficiente agua todos los días es fundamental para formar heces que tengan la consistencia adecuada para moverse con facilidad a través del colon con regularidad. Si a usted le ocurre lo mismo que a muchos de mis clientes, es posible que necesite ayuda para acordarse de beber suficiente agua. No tema poner alarmas en su teléfono, usar botellas de agua que se iluminan, ¡lo que sea necesario! También puede consumir agua a través de bebidas agradables como el . Si tiene problemas renales u otros problemas de salud crónicos, consulte a su médico acerca de la cantidad de agua adecuada para usted.

3. Ejercítese

Nuestro cuerpo usa la musculatura del colon para mover las heces a un ritmo constante. Pero mover el cuerpo también ayuda. Movimientos como caminar, correr, saltar y girar crean vibraciones en el intestino que ayudan a mantener un ritmo sano de motilidad. Además, el ejercicio ayuda a aumentar el movimiento linfático, que contribuye a la desintoxicación. Es lógico que los estudios nos muestren que la falta de movimiento se relaciona con una mala salud del colon a largo plazo. ¡No permita que ese le pase a usted!

4. Duerma lo suficiente

El sueño es un aspecto fundamental de la salud y se ha descubierto que la falta de sueño aumenta el riesgo de padecer colitis y otros problemas en el colon. Consulte a su médico si tiene problemas para dormir lo suficiente.

5. No fume ni beba en exceso

El consumo de cigarrillos y de alcohol se relaciona con un mayor riesgo de padecer cáncer de colon y enfermedades intestinales inflamatorias. Establezca un plan con su médico para dejar de fumar y comprométase a consumir menos de tres bebidas alcohólicas a la semana para mejorar la salud de su colon.

6. Hágase exámenes periódicos

No es posible ver el colon desde el exterior y, por eso, es tan importante acudir al médico con frecuencia para que le haga las pruebas sencillas que la tecnología nos ha permitido desarrollar para comprobar la salud del mismo. Existen varias opciones para hacerlo, desde las pruebas caseras hasta las colonoscopias. Su médico sabrá lo que usted necesita, pero lo siguiente es lo que realmente le quiero decir si se encuentra en casa y lee esto ahora mismo. 

Las colonoscopias son seguras, eficaces y la única forma de ver con certeza el interior del colon y detectar problemas importantes a tiempo, como el cáncer de colon, antes de que sean mortales. Si su médico le ha recomendado una colonoscopia, hágasela. Se calcula que solo este año morirán 53 000 personas de cáncer colorrectal en Estados Unidos. Muchas de esas muertes se podrían evitar si se detectaran antes mediante pruebas de detección. Por favor, no pase por alto el examen. Escuche a su médico cuando le diga que es el momento de hacerse una colonoscopia. ¿Es incómodo el largo día de preparación para una colonoscopia? Claro que sí. Pero también es una buena oportunidad para limpiar el colon, desintoxicarse de forma natural y asegurarse de que no tiene cáncer Hágase la colonoscopia de acuerdo con las indicaciones y procure hacérsela periódicamente si tiene más de 50 años. Aparte de eso, duerma lo suficiente, lleve una dieta sana llena de fibra, deje de fumar, consuma suficiente vitamina D y siga en movimiento. Su colon y los otros órganos se lo agradecerán.

Cuando se trata de la salud del colon y de reducir el riesgo de padecer cáncer colorrectal y otras enfermedades, ¡usted es el responsable! Espero que este artículo le permita sentirse capaz y motivado para cuidar su colon y todo su cuerpo mediante el uso de opciones naturales y preventivas que sabemos que funcionan de verdad.

Referencias:

  1. Aune, D., et al. “Dietary Fibre, Whole Grains, and Risk of Colorectal Cancer: Systematic Review and Dose-Response Meta-Analysis of Prospective Studies.” BMJ, vol. 343, no. nov10 1, 10 Nov. 2011, pp. d6617–d6617, www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3213242/, 10.1136/bmj.d6617. Consultado el 1.° de marzo de 2021.
  2. Azzouz, Laura L, and Sandeep Sharma. “Physiology, Large Intestine.” Nih.gov, StatPearls Publishing, 27 July 2020, www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK507857/#article-24030.r1. Consultado el 2 de marzo de 2021.
  3. Braasch-Turi, Margaret, and Debbie C. Crans. “Synthesis of Naphthoquinone Derivatives: Menaquinones, Lipoquinones and Other Vitamin K Derivatives.” Molecules, vol. 25, no. 19, 29 Sept. 2020, p. 4477, www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7582351/, 10.3390/molecules25194477. Consultado el 1.° de marzo de 2021.
  4. “Cancer Today.” Iarc.fr, 2020, gco.iarc.fr/today/online-analysis-multi-bars?v=2020&mode=cancer&mode_population=countries&population=900&populations=900&key=asr&sex=0&cancer=39&type=0&statistic=5&prevalence=0&population_group=0&ages_group%5B%5D=0&ages_group%5B%5D=17&nb_items=10&group_cancer=1&include_nmsc=1&include_nmsc_other=1&type_multiple=%257B%2522inc%2522%253Atrue%252C%2522mort%2522%253Afalse%252C%2522prev%2522%253Afalse%257D&orientation=horizontal&type_sort=0&type_nb_items=%257B%2522top%2522%253Atrue%252C%2522bottom%2522%253Afalse%257D. Consultado el 1.° de marzo de 2021.
  5. “Colon Cancer.” American Family Physician, vol. 97, no. 10, 2021, p. 658, www.aafp.org/afp/2018/0515/p658-s1.html. Consultado el 2 de marzo de 2021.
  6. Dou, Ruoxu, et al. “Vitamin D and Colorectal Cancer: Molecular, Epidemiological and Clinical Evidence.” British Journal of Nutrition, vol. 115, no. 9, 9 Mar. 2016, pp. 1643–1660, www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4890569/, 10.1017/s0007114516000696. Consultado el 1.° de marzo de 2021.
  7. Litvak, Yael, et al. “Colonocyte Metabolism Shapes the Gut Microbiota.” Science, vol. 362, no. 6418, 29 Nov. 2018, p. eaat9076, www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6296223/, 10.1126/science.aat9076. Consultado el 1.° de marzo de 2021.
  8. Manson, JoAnn E., et al. “Vitamin D Supplements and Prevention of Cancer and Cardiovascular Disease.” New England Journal of Medicine, vol. 380, no. 1, 3 Jan. 2019, pp. 33–44, pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30415629/, 10.1056/nejmoa1809944. Consultado el 1.° de marzo de 2021.
  9. “Microbiota, Inflammation and Colorectal Cancer.” International Journal of Molecular Sciences, vol. 18, no. 6, 20 June 2017, p. 1310, www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5486131/, 10.3390/ijms18061310. Consultado el 2 de marzo de 2021.
  10. Mock, Donald M. “Biotin: From Nutrition to Therapeutics.” The Journal of Nutrition, vol. 147, no. 8, 12 July 2017, pp. 1487–1492, www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5525106/, 10.3945/jn.116.238956. Consultado el 2 de marzo de 2021.
  11. Mondul, Alison M, et al. “Vitamin D and Cancer Risk and Mortality: State of the Science, Gaps, and Challenges.” Epidemiologic Reviews, vol. 39, no. 1, 1 Jan. 2017, pp. 28–48, www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5858034/, 10.1093/epirev/mxx005. Consultado el 2 de marzo de 2021.
  12. O’Keefe, Stephen J. D. “Diet, Microorganisms and Their Metabolites, and Colon Cancer.” Nature Reviews Gastroenterology & Hepatology, vol. 13, no. 12, 16 Nov. 2016, pp. 691–706, www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6312102/#R26, 10.1038/nrgastro.2016.165. Consultado el 1.° de marzo de 2021.
  13. “Office of Dietary Supplements - Vitamin K.” Nih.gov, 2017, ods.od.nih.gov/factsheets/vitaminK-HealthProfessional/. Consultado el 2 de marzo de 2021.
  14. Ogawa, Youichi, et al. “Biotin Is Required for the Zinc Homeostasis in the Skin.” Nutrients, vol. 11, no. 4, 24 Apr. 2019, p. 919, www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6520690/, 10.3390/nu11040919. Consultado el 2 de marzo de 2021.
  15. Song, Mingyang, et al. “Nutrients, Foods, and Colorectal Cancer Prevention.” Gastroenterology, vol. 148, no. 6, May 2015, pp. 1244-1260.e16, www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4409470/, 10.1053/j.gastro.2014.12.035. Consultado el 2 de marzo de 2021.
  16. Tjalsma, Harold, et al. “A Bacterial Driver–Passenger Model for Colorectal Cancer: Beyond the Usual Suspects.” Nature Reviews Microbiology, vol. 10, no. 8, 25 June 2012, pp. 575–582, pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22728587/, 10.1038/nrmicro2819. Consultado el 2 de marzo de 2021.
  17. Uronis, Joshua M., et al. “Modulation of the Intestinal Microbiota Alters Colitis-Associated Colorectal Cancer Susceptibility.” PLoS ONE, vol. 4, no. 6, 24 June 2009, p. e6026, www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2696084/, 10.1371/journal.pone.0006026. Consultado el 2 de marzo de 2021.
  18. Xiao, Qian, et al. “Prediagnosis Sleep Duration, Napping, and Mortality among Colorectal Cancer Survivors in a Large US Cohort.” Sleep, vol. 40, no. 4, 9 Feb. 2017, www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5806565/, 10.1093/sleep/zsx010. Consultado el 2 de marzo de 2021.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Condiciones

5 maneras de saber si sufre una deficiencia de hierro

Condiciones

3 suplementos para apoyar la salud pulmonar

Condiciones

10 estrategias naturales para prevenir las cataratas