beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Bienestar

Beneficios para la salud del aceite de coco

5 Mayo 2017

Uno de los productos más populares en las tiendas de alimentos saludables hoy en día es el aceite de coco orgánico. Una vez fue criticado porque estaba compuesto en gran parte de grasas saturadas, pero los consumidores han llegado a entender que las grasas saturadas de aceite de coco son diferentes de las que se encuentran en los productos de origen animal. Específicamente, son más cortos en longitud y el cuerpo los usa de formas beneficiosas. 

El aceite de coco contiene lo que se conoce como triglicéridos de cadena corta y media, mientras que las grasas saturadas en los productos de origen animal son triglicéridos de cadena larga.  Al ser de menor longitud, los triglicéridos de cadena corta y media los maneja el cuerpo de manera diferente y los envía preferentemente al hígado, para ser quemados como energía. Una analogía es que actúan como leña para ayudar a avivar el fuego del metabolismo. La razón es que se ha demostrado que estas grasas promueven la pérdida de peso mediante el aumento de la quema de calorías (termogénesis), además de que algunas investigaciones sugieren que también reducen el colesterol. Los beneficios del aceite de coco son muchos, pero vamos a centrarnos solo en tres áreas clave: los efectos antimicrobianos, la promoción de la pérdida de peso y el aumento del metabolismo de la energía cerebral.

Un antimicrobiano natural

Aproximadamente el 50 % de los ácidos de aceite de coco se encuentran en forma de ácido láurico, una grasa saturada de cadena media (12 carbonos). La única otra fuente abundante de grasa que promueve la salud en la naturaleza es la leche materna. En el cuerpo, el ácido láurico se convierte en un compuesto altamente beneficioso llamado monolaurina. Otra grasa en el aceite de coco, el ácido cáprico, se convierte en el cuerpo en monocaprina. Estos compuestos han demostrado efectos antivirales, antibacterianos y antiprotozoarios significativos, que destruyen gran variedad de organismos causantes de enfermedades. Obviamente, es una acción muy beneficiosa dentro de la leche materna, pero también puede serlo a través del aceite de coco.

Muchos virus, bacterias y protozoos (parásitos) están envueltos por una membrana protectora compuesta de lípidos (grasas). La investigación actual indica que la monolaurina y la monocaprina destruyen estos patógenos, disolviendo los lípidos en el envolvente graso que los rodea. Básicamente, desintegran el escudo protector del organismo, causando que sean fácilmente destruidos por el sistema inmunológico. Otros estudios recientes sugieren que la monolaurina también mata a las bacterias al interferir con la transducción de señales, interrumpiendo así la capacidad de las bacterias para interactuar con las células que está tratando de infectar. Además, se ha demostrado que el ácido láurico interfiere con el ensamblaje y la maduración del virus.

Se ha descubierto que las propiedades antivirales de los ácidos grasos de cadena media abundantes en el coco son tan potentes que ahora se están investigando como tratamiento para pacientes con SIDA. Estudios realizados recientemente en Filipinas han demostrado que el aceite de coco efectivamente reduce la carga viral en pacientes con SIDA. En estos estudios, los pacientes con SIDA consumían de 20 a 25 gramos de ácido láurico por día. Aproximadamente 12 gramos de ácido láurico contienen 2 cucharadas de aceite de coco, 3 cucharadas de coco crema, ½ taza de leche entera de coco entero o ½ taza de carne de coco seca.

Los estudios han demostrado que la monolaurina elimina los virus revestidos de lípidos tales, como el Citomegalovirus, virus del herpes simple-1, VIH, Haemophilus influenzae (Bacilo de Pfeiffer o Vacillus influenzae), sarampión, el virus de la estomatitis Vesicular y el virus Visna. Las bacterias patógenas desactivadas por la monoluarina son la Listeria monocytogenes, Staphylococcus aureus, Streptococcus agalactiae, Staphylococcus epidermidis de grupos A, F y G, Estreptococo gram-positiva de grupo B y Helicobacter pylori. No solo la monolaurina desactiva estas bacterias, a diferencia de los antibióticos, sino que las bacterias parecen ser incapaces de desarrollar resistencia a los antimicrobianos naturales del coco.

 El ácido láurico y su derivado, la monolaurina, también matan o desactivan una serie de hongos, levaduras y protozoos incluyendo varias especies de tiña, Candida albicans y Giardia lamblia. Durante sus estudios, los investigadores obtuvieron muestras clínicas de las infecciones por especies de Candida a partir de 52 pacientes. Los resultados mostraron que todas las especies de Candida fueron 100 % sensibles al aceite de coco, un efecto igual a los antimicóticos fluconazol.

Promueve la pérdida de peso

El aceite de coco promueve pérdida de peso. En un estudio en el que se utilizó aceite de coco como parte de una dieta rica en grasas, los investigadores encontraron que la dieta enriquecida con aceite de coco produjo una disminución en las reservas de grasa blanca. En otro estudio, cuando a los ratones genéticamente obesos se les dio una dieta alta en aceite de cártamo o aceite de coco, y se midió su número de células de grasa, se averiguó que los de aceite de coco habían producido muchas menos células de grasa que los que tomaron aceite de cártamo.

Las grasas de cadena media del coco se absorben fácilmente y se utilizan preferentemente como una fuente de energía. Su quema aumenta, de hecho, la velocidad metabólica del cuerpo. El resultado (siempre que las calorías en exceso de las necesidades del cuerpo no se consuman), es que se queman  más calorías, una situación que también fomenta la quema de los ácidos grasos de cadena larga que se encuentran en otras grasas también.

En un estudio, el efecto termogénico de una dieta alta en calorías que contenía un 40 por ciento de grasa como ácidos grasos de cadena media, se comparó con una que contenía un 40 por ciento de grasa como ácidos grasos de cadena larga. El efecto termogénico de la dieta de grasas de cadena media fue casi el doble de la dieta de grasa de cadena larga (120 calorías frente a 66 calorías), llevando a los investigadores a concluir que el exceso de energía proporcionada por las grasas de cadena media no se almacenaba como grasa sino que se quemaba. En un estudio de seguimiento, las grasas de cadena media administradas durante un período de seis días aumentaron la termogénesis inducida por la dieta en un 50 %.

En otro estudio, cuando los hombres obesos consumieron 30 ml (dos cucharadas) de aceite de coco virgen al día durante cuatro semanas, experimentaron una disminución de 2,86 cm en su circunferencia de cintura. Las mujeres también han demostrado ser sensibles a los efectos de la pérdida de peso del aceite de coco. En un ensayo clínico aleatorizado, doble ciego, con mujeres de 20 a 40 años, aquellas que tomaron 30 ml de aceite de coco diariamente durante 12 semanas, junto con una dieta hipocalórica equilibrada y ejercicio (caminar) durante 50 min al día, redujeron su circunferencia de cintura en 1,4 cm y el índice de masa corporal (IMC) en 0,5 kg/m2. Las mujeres que siguieron el mismo régimen, pero tomaron 30 ml de aceite de soja diariamente en lugar de aceite de coco, no redujeron significativamente su circunferencia de cintura ni el IMC. El aceite de coco también aumentó los niveles de HDL y redujo la proporción de colesterol malo a bueno (relación LDL:HDL).

Aumenta la energía cerebral

Una cadena de emails muy popular afirma que el aceite de coco puede curar la enfermedad de Alzheimer y promocionó un vídeo de YouTube de Mary Newport, M.D., autora de "Alzheimer’s Disease: What If There Were a Cure — The Story of Ketones". El vídeo, así como el libro, cuentan la historia de cómo el aceite de coco ayudó a mejorar los síntomas de Alzheimer de su marido. De hecho, la mejora fue dramática.

La Dra. Newport decidió probar el aceite de coco porque es una fuente rica de una grasa saturada de cadena media conocida como ácido caprílico. Un fármaco experimental compuesto de ácido carpílico, Ketasyn, se utilizó en un estudio piloto en pacientes con AD y se encontró que mejoró la memoria de los sujetos probados en un 47 por ciento. Sin embargo, hasta la fecha no se han realizado estudios de seguimiento.

El mecanismo sugerido para cualquier beneficio con aceite de coco es que aumenta la producción de energía dentro de las células cerebrales. La fuente de energía primaria del cerebro es la glucosa (azúcar en la sangre). En la AD hay un defecto en la utilización de la glucosa, la mayoría de las veces debido a la resistencia a la insulina (NOTA: AD se refiere a menudo como "diabetes del cerebro").  El combustible de reserva para el cerebro son compuestos conocidos como cuerpos cetónicos. Si hay muy pocos carbohidratos en la dieta, el hígado descompone la grasa en cuerpos cetónicos como la acetona, el ácido acetoacético y el ácido beta-hidroxibutírico. Los estudios clínicos han demostrado que los niveles elevados de cuerpo cetónico pueden mejorar la memoria y la cognición en algunas personas con enfermedad de Alzheimer de leve a moderada. Por lo tanto, es posible que una "dieta cetogénica" que sea baja en carbohidratos, junto con la ingesta de aceite de coco, puedan mejorar la producción de energía en el cerebro y mejorar la AD.

Comentarios finales

Estas son algunas maneras simples de cómo usar aceite de coco. Por ejemplo, se puede hacer una salsa deliciosa. También puede sustituir la mantequilla en cualquier receta en una proporción 1:1 en cualquier receta de horneado. El aceite de coco se puede usar para saltear, pero tiene un punto de humo más bajo en comparación con las fuentes de grasas monoinsaturadas como la aceituna, la nuez de macadamia, el aguacate y el aceite de canola. El "punto de humo" es la temperatura en la que, cuando se calienta, un aceite comenzará a humear. El aceite de coco no refinado humea en el rango de 350 °F, mientras que el aceite de oliva virgen extra y el aceite de aguacate lo hacen generalmente muy por encima de 400 °F. La conclusión en el uso de aceite de coco en la cocina es evitar el calor.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

Los mejores suplementos para tratar de quedar embarazada

Bienestar

¿Tiene deficiencia en estas vitaminas solubles en grasa?

Bienestar

Una guía rápida sobre el CLA (Ácido Linoleico Conjugado)