checkoutarrow
MX
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Bienestar

¿Tiene deficiencia en estas vitaminas solubles en grasa?

16 Octubre 2019

Por el Dr. Eric Madrid

En este artículo:


A principios del siglo veinte, se creía que el humano solo necesitaba cuatro tipos de nutrientes: proteínas, carbohidratos, grasas y minerales. Desde entonces, nuestro entendimiento de la salud y nuestras necesidades nutricionales han cambiado enormemente. Esto es verdad sobre todo al hablar de prevención de enfermedades, afecciones crónicas y discapacidad en general.

Una de las cosas más importantes que llegamos a entender sobre la salud es que la deficiencia grave de ciertas vitaminas puede ser causa de enfermedades conocidas, como:

Con la llegada de la "fortificación" de los alimentos y una mejor provisión de alimentos en el mundo, se asumió que las deficiencias de vitaminas se habían eliminado por completo. Sin embargo, más recientemente, nos enteramos de que la genética, el estilo de vida, la exposición a las toxinas del medioambiente y el consumo de antioxidantes en cada persona generan necesidades específicas de ciertas vitaminas y minerales que podrían ser mayores en algunas personas que en otras. Además, la ausencia de ciertas enfermedades no indica que la persona tenga cubiertas las necesidades de nutrientes. 

Cada uno de nosotros entra en una de las siguientes categorías. 

  • Tiene deficiencia de uno o más nutrientes.
  • Cuenta con la cantidad exacta de cada nutriente que necesita en un momento dado.
  • Tiene exceso de uno o más nutrientes específicos, los cuales serán almacenados o excretados.

El primer caso exige atención. Según un informe de 2006 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada tres personas en el mundo tiene deficiencia de diversas vitaminas y/o minerales. Este es un problema que puede afectar a generaciones. Cuando el niño o la embarazada padecen deficiencia de vitaminas, las consecuencias para la salud a largo plazo pueden ser nefastas. Estas deficiencias no solo se presentan en las personas faltas de peso, las personas con sobrepeso y obesas también podrían tener una deficiencia importante de nutrientes. 

Vitaminas solubles en grasa frente a vitaminas solubles en agua

Las vitaminas se clasifican en dos categorías principales: solubles en agua y solubles en grasa. Las vitaminas solubles en agua se denominan así porque se disuelven en agua, lo cual quiere decir que generalmente no se almacenan en el cuerpo y que deben ser consumidas. Por el contrario, las vitaminas solubles en grasa se absorben con la ayuda de la grasa. 

Las vitaminas solubles en grasa requieren la presencia de grasas en la dieta para ser absorbidas. Estas vitaminas se almacenan en el hígado y en el tejido graso del cuerpo y podrían estar disponibles para su uso cuando fuera necesario.

Vitamina A

La vitamina A es un nutriente potente, sin embargo, su deficiencia es la más común en el mundo. Constituye un potente antioxidante que se presenta de dos maneras: la provitamina A se encuentra en las plantas y la vitamina A preformada se encuentra en los productos animales. 

Cuando la vitamina A falta en la dieta de una persona, los resultados pueden ser catastróficos, especialmente en los niños. La vitamina A es crucial para el desarrollo de la buena vista, la fuerza del sistema inmunológico y la reproducción en el futuro. Según la Organización Mundial de la Salud, más de 250 millones de niños en edad preescolar padecen deficiencia en el mundo. La embarazadas que tienen deficiencia de vitamina A corren riesgo de padecer ceguera nocturna, mientras que el feto sin los niveles suficientes de vitamina A corre riesgo de tener problemas de desarrollo. 

Factores de riesgo por deficiencia de vitamina A

  • Dieta baja en lácteos y huevos
  • Consumo de frutas inadecuados 
  • Bajo consumo de vegetales

Muchos alimentos de origen vegetal contienen beta caroteno (provitamina A), el precursor de la vitamina A. Estos carotenoides, como se denominan, juegan un papel importante en la salud en general. 

Síntomas y complicaciones por deficiencia de vitamina A

  • Ceguera y ceguera nocturna
  • Diarrea
  • Piel seca y escamosa
  • Mayor riesgo de infección
  • Mayor riesgo de aborto espontáneo

Alimentos fuentes de vitamina A

Es importante el consumo de un multivitamínico  de calidad con vitamina A y, en algunos casos, podría ser necesario suplementar con vitamina A aparte. No obstante, primero consulte con su médico. 

Puede ocurrir la intoxicación con vitamina A cuando la cantidad consumida de vitamina A preformada exceda las 25 000 UI por día o más. 

También se cree que el exceso de vitamina A podría afectar las acciones beneficiosas de la vitamina D. El betacaroteno no posee efectos tóxicos ni un límite máximo conocidos cuando se consume como alimento. Sin embargo, si se consumen grandes cantidades, algunas personas pueden contraer un color anaranjado reversible en la piel —afección denominada betacarotenemia. 

Los fumadores deben tomar cuidados adicionales para suplementar con vitamina A, ya que esta podría aumentar el riesgo de cáncer de pulmón, según estudios. Primero debería consultar con un médico.

 Vitamina D

Miles de estudios realizados en la última década muestran los beneficios para la salud cuando se optimiza el consumo de vitamina D. Estos estudios nos dicen que quienes tienen niveles de vitamina D en sangre más altos corren menos riesgo de ataque cardíaco, cáncer de mama, cáncer de colon, esclerosis múltiple, diabetes tipo 1 y tipo 2, presión sanguínea alta y otras complicaciones.

La deficiencia es común. Incluso en mis prácticas médicas en California del Sur, que es un lugar donde el cielo está soleado más de 300 días al año, cuatro de cada cinco pacientes (el 80 %) padece deficiencia clínica de vitamina D, definida por un nivel en sangre de 30 ng/ml (75 nmol/l) o menor.

Los niveles bajos de vitamina D se asocian con mayor riesgo de lo siguiente

  • Autismo
  • Afecciones autoinmunes
  • Demencia
  • Fibromialgia
  • Enfermedad cardíaca/presión sanguínea alta 
  • Cáncer (colon, mama, ovarios, próstata)
  • Osteopenia y osteoporosis 
  • Ataque cardíaco, enfermedad del corazón y enfermedad arterial periférica

La exposición adecuada a la luz solar es importante para la salud general y el bienestar. La mayoría de los adultos necesitarán tomar una dosis diaria de vitamina D (colecalciferol), variando de 2000 a 5000 UI de vitamina D. Algunos podrían necesitar más. 

Las embarazadas y madres que están amamantando también deben considerar la suplementación con vitamina D en una cantidad de 5000 UI diarias. La mayoría de los niños sanos de 1 a 18 años pueden tomar vitamina D. La dosis común está entre 1000-2000 UI por día. 

Vitamina E (α-tocoferol)

La vitamina E se puede almacenar en el tejido graso, además del hígado. Esta aporta protección antioxidante contra los radicales libres, y cuando hay deficiencia, crece el riesgo de mayor oxidación celular y daño nervioso Aunque muchos médicos piensan que la deficiencia de vitamina E no es común en general, una investigación reciente ha cuestionado esta creencia de larga data. 

Un estudio de 2019 realizado en Asia y publicado en el International Journal of Vitamin and Nutrition Research sugiere que la deficiencia de vitamina E afecta hasta al 67 por ciento de los bebés, al 80 por ciento de los niños, al 56 por ciento de los adolescentes y hasta al 72 por ciento de las embarazadas y las personas mayores. Asimismo, un estudio de 2015 realizado en Corea del Sur halló que el 23 por ciento de estas personas entre los 20 y 59 años tenían niveles inadecuados de vitamina E (α-tocoferol). Por último, un estudio de 2006 realizado en EE. UU. en niños de 2 a 5 años de edad demostró que el 68 por ciento de los niños estadounidenses tenían niveles deficientes de vitamina E en sangre. 

Causas y riesgos de la deficiencia de vitamina E

  • Nacimiento prematuro
  • Dieta con bajo consumo de alimentos específicos (ver la siguiente lista)
  • Síndromes de malabsorción (permeabilidad intestinal, celiaquía enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa)
  • Déficit de vitamina E con ataxia (enfermedad genética poco común)

Síntomas de deficiencia de vitamina E

  • Problemas neurológicos y cerebrales
  • Neuropatía
  • Anemia
  • Fatiga
  • Debilidad muscular
  • Problemas de vista (retinopatía)
  • Problemas del sistema inmune

Alimentos fuentes de vitamina E

Cuando la dieta no alcanza, la toma de multivitaminas de calidad todos los días podría ayudar a asegurar el consumo suficiente de vitamina E. Si esto no basta, ciertas personas pueden tomar suplementos de vitamina E aparte en dosis de 200 a 400 UI por día. La mayoría de las personas deben ecitar la suplementación excesiva de 1000 UI por día. 

Vitamina K

La vitamina K es una vitamina soluble en grasa que posee un papel importante para la salud ósea, cerebral y sanguínea en general. Se presenta en tres formas principales:

  • vitamina K1 (filoquinona), 
  • vitamina K2 (menaquinona), y 
  • vitamina K3 (menadiona).

La vitamina K1 se encuentra principalmente en las verduras de hoja verde, mientras que la vitamina K2 comúnmente es de origen bacteriano (bacterias intestinales) y también proviene de alimentos fermentados y alimentos de origen animal, como las carnes y los productos lácteos. La vitamina K3 se elabora de forma sintética y se agrega a algunos suplementos.

Muchas bacterias beneficiosas, que residen en los intestinos (microbioma intestinal), pueden fabricar vitamina K2. Cuando una persona toma antibióticos, la producción de vitamina K2 podría ser afectada ya que la droga del antibiótica mata las bacterias beneficiosas. Se cree que esta podría ser una de las razones principales por las que las personas tratadas con coumadin (warfarina) anticoagulante podrían ver un cambio en el "espesor sanguíneo" cuando toman ciertos medicamentos o si tienen una dieta más alta en verduras de hoja verde que lo normal. 

Quienes poseen niveles bajos de vitamina K en sangre también tienen un mayor riesgo de debilitamiento óseo, como osteopenia y osteoporosis. Los niveles bajos de vitamina K también están asociados con un mayor riesgo de enfermedad del corazón, lo cual es probablemente una de las razones por las que las verduras de hoja verde son buenas para la salud del corazón en general y la salud vascular. 

Riesgos y causas de la deficiencia de vitamina K

  • Los recién nacidos corren un mayor riesgo (razón por la cual muchos hospitales del mundo inyectan a los bebés vitamina K al nacer)
  • Dieta con bajo consumo de alimentos específicos (ver la siguiente lista)
  • Cirugía para bajar de peso (bariátrica)
  • Síndromes de malabsorción (permeabilidad intestinal, celiaquía enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa)
  • Uso de antibióticos crónico o frecuente 

Síntomas de deficiencia de vitamina K

  • Tendencia a la formación de moretones
  • Periodos menstruales abundantes
  • Sangrado de encías

Alimentos fuente de vitamina K

  • Verduras de hoja verde (col rizada, espinaca, berza, brócoli, lechuga de hoja verde, etc.)
  • Pescado
  • Hígado/carne (res, cerdo)
  • Ave (pollo, pavo)
  • Huevo
  • Ciruela pasa
  • Queso
  • Palta

Lo ideal es que la vitamina K que el individuo necesite se consuma con una dieta saludable y se logre la salud intestinal óptima. La mayoría de las multivitaminas de calidad contienen vitamina K, y quienes están interesados en la salud de huesos y corazón podrían necesitar más suplementación con vitamina K. Quienes por prescripción médica tomen coumadin (warfarina) como medicamento anticoagulante no deben tomar vitamina K sin consultar primero con un médico. 

Referencias:

  1. GUIDELINES ON FOOD FORTIFICATION WITH MICRONUTRIENTS 2006 https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/43412/9241594012_eng.pdf?ua=1
  2. Nutr Cancer. 2009;61(6):767-74. doi: 10.1080/01635580903285155. Lung Cancer risk and Beta-Carotene
  3. Internatonal Journal of Vitamin Nutrition Research. 2019 May 24:1-14. doi: 10.1024/0300-9831/a000590. (Deficiencia de vitamina E en Asia)
  4. Kim YN, Cho YO. Vitamin E status of 20- to 59-year-old adults living in the Seoul metropolitan area of South Korea. Nutr Res Pract. 2015;9(2):192–198. doi:10.4162/nrp.2015.9.2.192
  5. Elder SJ, Haytowitz DB, Howe J, Peterson JW, Booth SL. Vitamin K contents of meat, dairy, and fast food in the U.S. Diet. J Agric Food Chem 2006;54:463-7.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

A continuación le presentamos 9 de los mejores aceites esenciales de 2019

Bienestar

Principales fuentes de omega 3 para veganos

Bienestar

Calostro: este superalimento no es solo para bebés