Estamos entrando a un nuevo año y mantener una buena salud aún está en la mente de la mayoría de las personas. Y si bien reforzar el sistema inmunitario seguirá siendo la prioridad en el 2021, es importante comenzar a mirar más allá de la inmunidad y cumplir las metas de salud de largo plazo. Esto comienza con un estilo de vida saludable, dieta, mentalidad y un programa básico de suplementos con una fórmula de múltiples vitaminas y mineralesvitamina C y D3adicionales y un aceite de pescado de alta calidad. Pero si buscamos alcanzar una salud óptima, a menudo debemos ir más allá de lo básico. 

Productos naturales como el glutatión, la quercetina, la melatonina, la curcumina, la berberina y la CoQ10 realmente pueden hacer la diferencia para mejorar la salud. En este artículo, usted encontrará un resumen de los suplementos que, de acuerdo con las nuevas investigaciones y conocimientos, podrían ser una importante incorporación a tener en cuenta para su régimen en el 2021.

‌‌‌‌Incremente los niveles de glutatión con la NAC (N-acetilcisteína)

No puede dejar de subrayarse el importante rol que el glutatión desempeña en la salud humana. La pequeña proteína es producida en nuestro cuerpo y también está disponible como suplemento nutricional para incrementar aún más los niveles de glutatión. El aminoácido N-acetilcisteína también es otro suplemento nutricional que ayuda a incrementar los niveles de glutatión. Los depósitos adecuados de glutatión son fundamentales para reforzar el sistema inmunitario, la salud del sistema respiratorio y calmar la respuesta inflamatoria hiperactiva1. Estos beneficios fueron muy importantes en el 2020 y lo seguirán siendo durante el nuevo año. Asimismo, hace mucho que se sabe que los bajos niveles de glutatión producen una aceleración del proceso de envejecimiento y un mayor riesgo de desarrollar trastornos relacionados con la edad, como la pérdida de memoria, resistencia a la insulina y prácticamente cualquier otra condición degenerativa crónica2,3.

Tanto los suplementos de glutatión como de NAC han mostrado beneficios clínicos y pueden ser usados indistintamente para incrementar los niveles naturales de glutatión. La dosis típica de glutatión es de 250 a 1000 mg por día. La dosis para la NAC es de 500 a 1200 mg por día.

Conozca más acerca del glutatión y por qué es importante para la función inmunitaria.

‌‌‌‌Obtenga más beneficios para la salud inmunitaria con una nueva forma de quercetina

La quercetina fue uno de los productos naturales más vendidos en el 2020 debido a su capacidad para reforzar la función inmunitaria y la salud de las vías respiratorias. También se prestó especial atención a la capacidad de la quercetina para incrementar el nivel de zinc iónico dentro de las células.4 Cuando el zinc está en este estado dentro de las células, es capaz de inhibir a la enzima replicasa que es utilizada por los virus para duplicarse dentro de las células humanas. 

Pero eso no es todo lo que hace la quercetina para proteger las células. Ha demostrado que literalmente activa un "interruptor de encendido" que actúa para promover algo de reparación celular a la vez que activa un "interruptor de apagado" que ayuda a que las células se protejan del daño o la infección5Este efecto es diferente a su capacidad de actuar como un antioxidante y mejorar el sistema de enzimas antioxidantes que ayudan al cuerpo durante los momentos de estrés biológico (activación inmunitaria, inflamación y alergias). 

La quercetina ha mostrado resultados clínicos, entre los que está su aporte para reducir la probabilidad de infecciones en las vías respiratorias altas.6 El desafío con la quercetina ha sido su absorción deficiente. Una solución innovadora que mejora la absorción de quercetina hasta en 10 veces es complementarla con LipoMicel Matrix™. La dosis para la Quercetina LipoMicel Matrix™ de Natural Factors es de 250 a 500 mg por día, lo que equivaldría a 2500 - 5,000 mg de quercetina regular. 

Conozca más acerca de los beneficios de la quercetina para el sistema inmunitario.

‌‌‌‌Optimice el sueño con la melatonina y la vitamina B12

No se puede dejar de recalcar lo importante que es el sueño para la salud. Lamentablemente, muchas personas tienen dificultad para obtener la calidad de sueño que necesitan. Sin un buen descanso, a lo largo del día sufrimos de bajos niveles de energía y menor capacidad cerebral, además de sentirnos deprimidos e irascibles. Nuestra salud también se ve en riesgo ya que el sueño es fundamental para la reparación del organismo, la función inmunitaria y la desintoxicación óptimas y, por supuesto, la recarga de nuestros niveles de energía.

La melatonina es el inductor del sueño más popular y con mayor cantidad de investigaciones. Esta ayuda a que las personas duerman y se mantengan dormidas a lo largo de la noche para que se sientan bien descansadas7,8. Pero hay un secreto para hacer que funcione de mejor maneracombinar el uso de melatonina por las noches con metilcobalamina, la forma activa de la vitamina B12. Una rutina de tomar de 3 a 5 mg de metilcobalamina al despertar podría reajustar nuestro reloj biológico y ayudar a que la melatonina funcione de mejor manera para promover un buen sueño nocturno, especialmente en las personas de más de 40 años y en los trabajadores por turnos. 

La metilcobalamina (vitamina B12) es útil para tratar lo que se denomina el trastorno del ciclo sueño-vigilia. Este trastorno se caracteriza por un exceso de somnolencia cuando se está despierto y un sueño agitado con despertares frecuentes. El trastorno del ciclo sueño-vigilia es muy común en los trabajadores por turnos y en las personas mayores. En las personas con trastornos del ciclo sueño-vigilia, tomar metilcobalamina a menudo ha producido una mejora en la calidad del sueño, mayor agudeza mental y concentración durante el día y un mejor estado de ánimo9,10El estímulo que las personas sienten con la metilcobalamina podría deberse a que esta reduce la secreción de melatonina durante el día, ayudando así a reajustar la secreción de melatonina del propio organismo antes de la hora de acostarse. Tomar melatonina durante la noche ayuda aún más a este proceso. Una dosis de 3 a 5 mg al momento de acostarse es más que suficiente para los adultos. Los niños de 6 años a más deberían tomar una dosis que va de 1 a 3 mg. 

‌‌‌‌Los muy bien documentados beneficios de la curcumina para combatir el envejecimiento y la inflamación

La curcumina, el pigmento de color amarillo anaranjado de la raíz de cúrcuma (Curcuma longa), es valorado por sus muchos beneficios para la salud y ha sido estudiada en más de 8000 investigaciones científicas a lo largo de los últimos 30 años. 

La curcumina refuerza los mecanismos antioxidantes, antiinflamatorios y antienvejecimiento del cuerpo11.  La curcumina ejerce algunos efectos protectores al influenciar a un complejo proteico celular conocido como NF-κB (factor nuclear potenciador de las cadenas ligeras kappa de las células B activadas). Siempre que la función celular se ve alterada, debido al estrés, la inflamación o las toxinas, esta incrementa la producción de NF-κB y la inflamación derivada. La curcumina promueve la regulación adecuada de NF-κB para mejorar la repuesta del cuerpo a la inflamación y al daño celular.12

La curcumina también promueve el proceso de autofagia, que literalmente significa que la célula se come a sí misma. Cuando las células no tienen suficiente energía o están siendo dañadas por la inflamación, se producen muchos residuos celulares. La autofagia es el proceso en el que la célula se destruye a sí misma porque se ha contaminado demasiado como para seguir funcionando adecuadamente. Puede pensar en esto como un tipo de poda para que las otras células puedan prosperar.

La curcumina también es notablemente efectiva para proteger al cerebro del envejecimiento. Recientemente, este efecto se apreció de mejor manera en un estudio llevado a cabo por la Universidad de California, Los Ángeles13Los investigadores usaron una forma altamente disponible de curcumina: Theracurcumin. En un estudio de tipo doble ciego, a 40 adultos con deterioro de la función mental y la memoria se les administró Theracurmin (180 mg por día) o un placebo a lo largo de 18 meses5. Las pruebas de cognición y memoria fueron realizadas al comienzo del estudio y en intervalos repetidos cada seis meses. La Theracurmin® produjo mejoras considerables en la memoria, concentración y atención, y en los puntajes de estado de ánimo. También se observaron mejoras en los exámenes del cerebro de aquellos que tomaron Theracurmin. 

Otras formas biodisponibles de curcumina también han mostrado que mejoran la salud de las articulaciones en los estudios clínicos. En un estudio, las personas que tomaron 1000 mg de Meriva (que brinda 200 mg de curcumina unida a fosfatidilcolina) por 3 meses, vieron que sus niveles de molestia en las articulaciones se redujeron en 58 %, y que la distancia de caminata en la prueba de cinta se incrementó de 76 metros al comienzo del estudio a un promedio de 332 metros 14.

Incluso la curcumina regular en polvo ha mostrado beneficios para mejorar la salud de las articulaciones. En un estudio, una dosis diaria de 1500 mg de curcumina por 4 semanas mejoró la rigidez, las molestias y la función en las rodillas.16

Idealmente, la dosis de una fórmula de curcumina debería estar basada en evidencia clínica respecto a su seguridad y beneficios para la salud. Estos son los niveles recomendados para la diversas formas populares:

Conozca más acerca de los efectos de la curcumina sobre la inflamación.

‌‌La berberina, la pérdida de peso y el control del nivel de azúcar en la sangre

Uno de los productos naturales más fascinantes en la actual investigación médica es la berberina, un alcaloide hallado en la raíz del sello de oro, la corteza de agracejo, la raíz de la uva de Oregón y en la raíz de coptis (hilo de oro). Lo que es tan fascinante acerca de la investigación son los efectos extremadamente positivos de la berberina para ayudar a mejorar los problemas que sufren muchas personas, como control del nivel de azúcar en la sangre, la pérdida de peso y el metabolismo.

La berberina muestra una serie de mecanismos beneficiosos para producir estos efectos, entre los que están la capacidad de activar la importante enzima llamada proteína quinasa activada por AMP, o AMPk para abreviar. La AMPk se encuentra dentro de cada célula y sirve como "interruptor general de regulación" para activar a las mitocondrias, el compartimento de energía de las células, a fin de incrementar el metabolismo energético. 

En términos generales, la actividad de esta enzima desempeña un rol principal para determinar la acción de la insulina además de la composición de grasa del cuerpo, especialmente la cantidad de grasa visceral o "barriga". Los estudios clínicos han mostrado que la berberina a una dosis de 500 mg tres veces por día antes de las comidas puede mejorar el metabolismo y la sensibilidad a la insulina, produciendo una pérdida promedio de peso de cinco libras (2.3 kilos) más que el grupo del placebo durante un período de 12 semanas15-17

La berberina también es buena para el microbioma intestinal, el grupo de microorganismos que viven dentro de nosotros. De hecho, muchos de los beneficios de la berberina se dan por que mejora la proliferación de las bacterias beneficiosas. No es de sorprender, entonces, que la berberina haya superado a los probióticos en lo que respecta a mejorar la función digestiva y aliviar los gases, la hinchazón y mejorar los hábitos evacuatorios18

Conozca más acerca de la berberina y el control del nivel de azúcar en la sangre.

‌‌‌‌Fomente la producción de energía con la CoQ10 + PQQ 

Como se mencionó anteriormente, las mitocondrias son los compartimentos donde se produce la energía dentro de nuestras células. Para tener una excelente salud y abundante energía celular, necesitamos de una excepcional producción de energía mitocondrial. Una gran estrategia para mejorar la función mitocondrial es usar dos suplementos nutricionales que han mostrado que trabajan bien juntos: la coenzima Q10 (CoQ10) y la pirroloquinolina quinona (PQQ)

La CoQ10 es bien conocida, pero la PQQ recién está empezando a ganar popularidad. La CoQ10 actúa como una bujía en la producción de energía, mientras que la PQQ desempeña un rol complementario y es un potente antioxidante que protege especialmente contra el daño mitocondrial. La PQQ también promueve la generación espontánea de nuevas mitocondrias dentro de las células que envejecen, un proceso conocido como biogénesis mitocondrial. Este efecto es la razón por la cual el uso de PQQ es tan fascinante como estrategia antienvejecimiento.

Si bien tanto la CoQ10 como la PQQ son efectivas por sí mismas, se han observado mejores resultados cuando se combinan. El efecto sinérgico fue advertido por primera vez en los estudios realizados en animales y comprobados con los ensayos clínicos de tipo doble ciego y controlados por placebo realizados en humanos. En un estudio de 71 personas de edad mediana y adultos mayores de entre 40 y 70 años el uso de suplementos con 20 mg por día de PQQ produjo mejoras en las pruebas de la función cognitiva superior en comparación con el grupo del placebo. Pero en el grupo que recibió 20 mg de PQQ junto con 300 mg de CoQ10, los resultados fueron aún más espectaculares. La PQQ y la CoQ10 participan en la producción de energía mitocondrial, así que estos resultados no son sorprendentes19,20.

En lo que respecta a una dosificación recomendada, yo me ceñiría a la dosis clínicamente probada de 20 mg de PQQ y 300 mg de CoQ10. Muchos fabricantes ofrecen una combinación de PQQ y CoQ10.

Conozca más acerca de los beneficios de la CoQ10 para el corazón.

La conclusión

  • La buena salud comienza con una buena dieta y un buen estilo de vida.
  • El cerebro necesita una excepcional producción de energía mitocondrial para funcionar de forma óptima.
  • Cada vez hay una mayor cantidad de investigaciones que documentan el rol de la función mitocondrial reducida en el envejecimiento y los síntomas como la pérdida de energía, la función inmunitaria deficiente, la disminución en la función cognitiva y la mala memoria.
  • Los suplementos como el glutatión, la quercetina, la melatonina, la curcumina, la berberina y la CoQ10 comparten la capacidad de hacer la diferencia en el cerebro y proteger la función de las mitocondrias.
  • Optimizar la salud de nuestras mitocondrias podría ser clave para la salud general.

Referencias:

  1. Dröge W, Breitkreutz R. Glutathione and immune function. Proc Nutr Soc. 2000;59(4):595-600.
  2. Forman HJ, Zhang H, Rinna A. Glutathione: overview of its protective roles, measurement, and biosynthesis. Mol. Aspects Med. 2009;30, 1−12. 
  3. Dwivedi D, Megha K, Mishra R, Mandal PK. Glutathione in Brain: Overview of Its Conformations, Functions, Biochemical Characteristics, Quantitation and Potential Therapeutic Role in Brain Disorders. Neurochem Res. 2020;45(7):1461-1480.
  4. Dabbagh-Bazarbachi H, Clergeaud G, Quesada IM, et al. Zinc ionophore activity of quercetin and epigallocatechin-gallate: from Hepa 1-6 cells to a liposome model. J Agric Food Chem. 2014 Aug 13;62(32):8085-93.
  5. Li Y, Yao J, Han C, et al. Quercetin, Inflammation and Immunity. Nutrients. 2016;8(3):167.
  6. Heinz SA, Henson DA, Austin MD, et al. Quercetin supplementation and upper respiratory tract infection: a randomized community clinical trial.  Pharmacol Res  2010;62:237–242.
  7. Auld F, Maschauer EL, Morrison I, Skene DJ, Riha RL. Evidence for the efficacy of melatonin in the treatment of primary adult sleep disorders. Sleep Med Rev. 2017;34:10-22. 
  8. Li T, Jiang S, Han M, et al. Exogenous melatonin as a treatment for secondary sleep disorders: A systematic review and meta-analysis. Front Neuroendocrinol. 2019;52:22-28. 
  9. Honma K, Kohsaka M, Fukuda N, et al. Effects of vitamn B12 on plasma melatonin rhythm in humans. Increased light sensitivity phase-advances the circadian clock? Experentia 1992;48:716–20.
  10. Okawa M, Mishima K, Hishikawa Y, et al. Vitamin B12 treatment for sleep-wake rhythm disorders. Sleep 1990;13:1–23.
  11. Kunnumakkara AB, Bordoloi D, Padmavathi G, et al. Curcumin, the golden nutraceutical: multitargeting for multiple chronic diseases. Br J Pharmacol. 2017;174(11):1325-1348. 
  12. de Oliveira MR, Jardim FR, Setzer WN, Nabavi SM, Nabavi SF. Curcumin, mitochondrial biogenesis, and mitophagy: Exploring recent data and indicating future needs. Biotechnol Adv. 2016;34(5):813-826. 
  13. Small GW, Siddarth P, Li Z, et al. Memory and Brain Amyloid and Tau Effects of a Bioavailable Form of Curcumin in Non-Demented Adults: A Double-Blind, Placebo-Controlled 18-Month Trial. Am J Geriatr Psychiatry. 2018;26(3):266-277. 
  14. Belcaro G, Cesarone MR, Dugall M, et al. Product-evaluation registry of Meriva®, a curcumin-phosphatidylcholine complex, for the complementary management of osteoarthritis. Panminerva Med. 2010;52(2 suppl 1):55–62.
  15. Lan J, Zhao Y, Dong F, et al. Meta-analysis of the effect and safety of berberine in the treatment of type 2 diabetes mellitus, hyperlipemia and hypertension. J Ethnopharmacol. 2015 Feb 23;161:69-81.
  16. Yang J, Yin, J, Gao H, Xu L, Wang Y and Li M. Berberine improves insulin sensitivity by inhibiting fat store and adjusting adipokines profile in human preadipocytes and metabolic syndrome patients. Evid. Based Complement. Altern. Med. 2012; 2012: 363845.
  17. Perez-Rubio KG, Gonzalez-Ortiz M, Martinez-Abundis E, et al. Effect of berberine administration on metabolic syndrome, insulin sensitivity, and insulin secretion. Metab. Syndr. Relat. Disord. 2013; 11: 366–369.
  18. Chen C, Tao C, Liu Z, et al. A Randomized Clinical Trial of Berberine Hydrochloride in Patients with Diarrhea-Predominant Irritable Bowel Syndrome. Phytother Res. 2015 Nov;29(11):1822-7.
  19. Nakano M, Ubukata K, Yamamoto T, Yamaguchi H. Effect of pyrroloquino- line quinone (PQQ) on mental status of middle-aged and elderly persons. FOOD Style. 2009;21:13(7):50-3.
  20. Yang X, Zhang Y, Xu H, et al. Neuroprotection of Coenzyme Q10 in Neurodegenerative Diseases. Curr Top Med Chem. 2016;16(8):858-866.