beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Condiciones

20 Alternativas naturales para mejorar la digestión

5 Marzo 2018

Por el Dr. Eric Madrid

Todos hemos sentido en algún momento de nuestra vida síntomas de dispepsia, una sensación incómoda en el estómago. Puede estar asociada con la indigestión, el ardor de estómago, el reflujo gástrico, o el reflujo gastroesofágico (también conocido como GERD por sus siglas en inglés), que causa una sensación de ardor similar al ácido en el estómago y, a veces, en la garganta. La dispepsia también puede ser causada por la gastritis, una inflamación del estómago. Se considera que el principal factor de riesgo para el desarrollo de úlceras en el estómago e incluso el cáncer gástrico es la bacteria Helicobacter pylori (H. pylori), que con frecuencia está presente en muchas personas que sufren de gastritis.

Síntomas de dispepsia

  • Sensación de estar lleno o dolor en el estómago
  • Hinchazón
  • Sensación de ácido en la garganta
  • Dolor de garganta
  • Dolor en el pecho
  • Tos crónica o aguda
  • Síntomas de asma debido a la fuga de ácido en los pulmones

¿Por qué ocurren estas afecciones?

Lo creas o no, hay varias teorías. Algunos argumentan que el estómago ha terminado de producir ácido, mientras que otros sugieren que el estómago no produce el suficiente. El exceso de ácido tiende a ser la explicación más popular y la mayoría de los médicos recurren a la medicación antiácida cuando se trata a pacientes con problemas estomacales.

Por otro lado, algunos creen que la falta de ácido estomacal es la culpable, ya que hace que el esfínter esofágico inferior (EEI), el músculo que separa el esófago del estómago se relaje. Cuando el músculo EEI está relajado, hasta una pequeña cantidad de ácido puede refluir al esófago, dando la sensación de que hay demasiado ácido. El músculo EEI, según algunos, falla al contraer y proteger al esófago del reflujo gástrico cuando no hay ácido suficiente.

El tabaco, las grasas, el chocolate, el azúcar y ciertos medicamentos pueden debilitar dicho músculo. Comer en exceso también puede hacer que los alimentos se abran camino desde el estómago pasando por el esófago hasta la garganta.

Alimentos que empeoran los síntomas digestivos

  • Alimentos procesados
  • Comida azucarada
  • Carbohidratos simples
  • Chocolate
  • Alcohol
  • Alimentos derivados del tomate
  • Café
  • Alimentos a los que uno es sensible, comúnmente lácteos y cereales

Medicamentos frecuentes que aumentan el reflujo gástrico

Estos medicamentos aumentan los síntomas del reflujo gástrico al debilitar el músculo EEI:

  • Albuterol: utilizado para el asma
  • AINE (medicamentos antinflamatorios no esteroideos): ibuprofeno (Motrin, Advil), naproxeno (Aleve, Naprosyn), diclofenaco, indometacina y celecoxib (Celebrex). Estos medicamentos son útiles para reducir el dolor a corto plazo, pero pueden aumentar el riesgo de úlceras estomacales y potencia el reflujo gástrico.
  • Nitroglicerina: utilizado para personas con enfermedades del corazón, y síntomas de angina
  • Medicamentos para la presión arterial, como beta bloqueadores (atenolol, metoprolol, carvedilol) y bloqueadores de los canales de calcio (diltiazem, amlodipina, nifedipina)

* No dejes de tomar tu medicación a menos que te lo indique tu médico

Algunos cambios en el estilo de vida que pueden mejorar los síntomas del reflujo gástrico

  • Evite los alimentos que empeoran el reflujo gástrico (estos pueden variar dependiendo de cada uno).
  • Si fumas, ¡DÉJALO!
  • Duerme en el lado izquierdo. Dormir sobre tu lado derecho puede empeorar los síntomas
  • Eleva el cabecero de tu cama de quince a veinte centímetros
  • Evite el exceso de alcohol. Los hombres no deben de tomar más de dos bebidas al día y las mujeres tan solo una, como máximo
  • Evite y/o limite el uso de antinflamatorios como ibuprofeno (Advil, Motrin) o naproxeno (Aleve) a menos que sea absolutamente necesario. Si los tomas, hazlo con la comida. Considere tomar acetaminofeno (Tylenol) para el dolor, si es necesario, ya que el acetaminofeno no alterará su estómago ni aumentará el riesgo de tener úlceras estomacales. Los antinflamatorios naturales, como el aceite de pescado omega-3 y la cúrcuma, pueden ser considerados útiles para muchos

Medicamentos más comunes utilizados para el reflujo gástrico.

Inhibidores de la bomba de protones (IBP): omeprazol (Prilosec o Prilosec OTC), esomeprazol (Nexium), rabeprazol (AcipHex), lansoprazol (Prevacid), dexlansoprazol (Dexilante)

Los inhibidores de la bomba de protones (IBP) se utilizan con frecuencia para combatir la incomodidad del reflujo gástrico. Para la mayoría de las personas, deben de tomarse a corto plazo.

Razones para usar medicamentos reductores de ácido:

  • El reflujo gástrico sintomático no se arregla con cambios en la dieta. Utilízalos solo de cuatro a ocho semanas a menos que se indique lo contrario.
  • Las úlceras estomacales deben ser tratadas de seis a doce semanas, para que se puedan curar. Una úlcera de estómago hemorrágica puede ser potencialmente mortal, por lo que los beneficios de tomar este medicamento superan los riesgos.
  • Las personas con una afección precancerosa en el esófago, llamada esófago de Barrett, también deben tomar regularmente un medicamento IBP. Esta afección se asocia con un mayor riesgo de cáncer de esófago entre un porcentaje del uno al cuatro por ciento de los afectados. Los medicamentos IBP pueden ayudar a prevenir la progresión del cáncer.
  • Si tu médico te ha diagnosticado una rara patología, como Zollinger-Ellison, en la que se secreta ácido en exceso. Las personas con este síndrome deben tomar durante toda su vida el medicamento en la mayoría de los casos.

Efectos secundarios de los medicamentos reductores de ácido

Los inhibidores de la bomba de protones, cuando se toman con regularidad, reducen la capacidad del cuerpo para descomponer las proteínas alimentarias. Las proteínas, en presencia de ácido estomacal, se descomponen en aminoácidos, que son reciclados por nuestros cuerpos para crear proteínas y químicos cerebrales, como la dopamina y la serotonina.

Esta clase de medicamentos reduce la absorción de vitaminas tales como la vitamina B12, la vitamina C y el ácido fólico. Los IBP también reducen la absorción de minerales como el hierro, calcio y magnesio.

En 2011, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) advirtió que los niveles de magnesio pueden ser peligrosamente bajos en las personas que consumen regularmente estos medicamentos. Unos niveles bajos de magnesio pueden causar calambres musculares y palpitaciones. El magnesio es necesario para nuestros cuerpos y ayuda a las enzimas a realizar más de 350 reacciones químicas. La reducción de la absorción de calcio y magnesio aumenta el riesgo de osteoporosis. Además, un estudio de 2016 mostró un mayor riesgo de insuficiencia renal aguda en personas que consumen estos medicamentos, mientras que otros estudios muestran que estos medicamentos aumentan el riesgo de desarrollar demencia.

Aquellos que han utilizado reductores de ácido, especialmente del tipo IBP, deberían suspender el medicamento progresivamente ya que detenerlo de manera abrupta puede empeorar el reflujo de ácido. Para desengancharse, la mayoría necesitará tomar la medicación un día sí y otro no de dos a cuatro semanas hasta que los síntomas desaparezcan. No deje de tomar la medicación sin consultar a su médico.

Suplementos principales que ayudan a mejorar la digestión

Betaina HCL

Suponiendo que una persona tiene problemas digestivos por insuficiencia de productos ácidos, el consumo de la betaína HCL (ácido clorhídrico) hasta tres veces al día, antes de la comida, podría ser beneficioso. Aquellos que tienen una baja producción de ácido y, por lo tanto, con una menor capacidad de digerir proteínas, se benefician de la betaína HCL según un estudio en Farmacia Molecular. Un estudio de 2014 mostró hallazgos similares. Aquellos con úlceras estomacales y el esófago de Barrett NO deben tomar esto. Si el suplemento causa molestias, deja de tomarlo.

Un estudio de 2017 dio a los pacientes con reflujo gástrico un suplemento que contenía betaína HCL y Pepsin. Los resultados mostraron que mejoraron los síntomas de reflujos en los pacientes. Un estudio de 2017 en Enfermedades Digestivas estuvo de acuerdo en que esta estrategia podría ser beneficiosa.

Enzimas Digestivas

Enzimas digestivas: pancreatina, bromelina y papaína también pueden ayudar al proceso digestivo. Se pueden tomar en forma de suplemento antes de la comida. Dosis recomendada: según lo indicado en la etiqueta

Suplementos Secundarios que ayudan a mejorar la digestión

DGL (regaliz deglicirrizinado)

Durante décadas los estudios han demostrado el beneficio del regaliz DGL. Un estudio de 1968 demostró la capacidad de esta medicina natural para ayudar a sanar úlceras estomacales e intestinales. Un estudio de 1978 en el British Medical Journal demostró también que puede ser beneficioso en la prevención de úlceras estomacales.

Vitamina C

Algunos estudios muestran que los pacientes con úlceras estomacales tienen bajos niveles de antioxidantes, en sus estómagos como la vitamina C. Los bajos niveles de vitamina C gástrica son también un factor de riesgo para el cáncer de estómago. La suplementación puede ser útil para proporcionar un apoyo digestivo adicional. Dosis recomendada: de 500 mg a 2000 mg al día

Cúrcuma

La cúrcuma, también conocido como Curcuma longa o el Azafrán indio, es una planta enraizada de la familia del jengibre, a menudo consumida por sus propiedades antinflamatorias, antioxidantes y digestivas. La curcumina es una sustancia química que se encuentra en la cúrcuma, se cree que proporciona muchos beneficios para la salud. Si bien muchas personas han utilizado la cúrcuma como especia para mejorar su alimentación durante los últimos 4000 años, la cúrcuma ha desempeñado un papel importante en la medicina natural.

Un estudio de 2001 mostró que la cúrcuma podría ayudar a curar las úlceras estomacales e intestinales después de cuatro semanas de uso. Un estudio de 2005 mostró que la cúrcuma podría ayudar a reducir la excesiva liberación de ácido del estómago al bloquear los receptores de H2, que es lo que hacen los reductores de ácido de prescripción famotidina y ranitidina. Por último, un estudio de 2016 demostró que esta hierba también podría ayudar a reducir los síntomas del reflujo ácido. Dosis recomendada: 500 mg de una a tres veces al día

Cayena

La cayena es pimienta roja que contiene el ingrediente activo llamado capsaicina. Irónicamente, hay estudios que han demostrado el beneficio terapéutico de cayena para la digestión. Un estudio de 2002 mostró que esta pimienta roja podría reducir los síntomas de un malestar estomacal mejor que una píldora de placebo. Dosis recomendada: según lo indicado en la etiqueta.

Probióticos

Los probióticos comprenden una clase de suplementos compuestos de bacterias saludables. Las cepas más utilizadas son los Lactobacillus y los Bifidobacterium. Restaurar el equilibrio bacteriano y la armonía en el sistema digestivo es crucial.  Un estudio de 2016 confirmó que aquellos con dispepsia tienen un desequilibrio de bacterias intestinales. Un estudio de 2017 en el British Medical Journal demostró que la restauración de bacterias buenas en el estómago y el intestino utilizando probióticos podría ser útil en las personas con síntomas relacionados con la dispepsia. También se puede tener en cuenta suplementos prebióticos, que estimulan el crecimiento de bacterias sanas. Dosis sugerida: de 5 mil millones a 100 mil millones de unidades al día.

Otros suplementos y alimentos que han demostrado ser beneficiosos para el proceso digestivo incluyen los ácidos grasos esenciales, el té de manzanilla, el vinagre de sidra de manzana y el zumo de limón.

Hierbas que ayudan a mejorar la digestión

En el libro del Dr. Jonathan Wright de 2002 Por qué el Ácido Estomacal es Bueno para Ti, el doctor proporciona una lista de hierbas amargas que han demostrado ser útiles y que estimulan los jugos digestivos necesarios para una buena salud digestiva. Estas hierbas pueden, tenerse en cuenta si la dieta cambia y el uso de algunos de los suplementos anteriores no es adecuado:

Un sistema digestivo saludable es crucial para la salud

La descomposición de los alimentos comienza en nuestra boca y se lleva a cabo dentro del estómago, lo que permite que los nutrientes se absorban en nuestro intestino delgado. Nuestra dieta y microbioma de bacterias intestinales influyen mucho en la eficiencia de la digestión. Cuando los cambios en la dieta y el estilo de vida no son suficientes para ayudar a la digestión, con frecuencia se recurre a los medicamentos y pueden ser muy útiles. Pero, además, los suplementos y las hierbas pueden ayudar a restablecer el equilibrio del sistema digestivo y conseguir una buena salud. ¡Come, piensa y vive saludablemente!    

Bibliografía:

  1. Yago MAR, Frymoyer AR, Smelick GS, et al. Gastric Re-acidification with Betaine HCl in Healthy Volunteers with Rabeprazole-Induced Hypochlorhydria. Molecular pharmaceutics. 2013;10(11):4032-4037. doi:10.1021/mp4003738.
  2. Yago MR, Frymoyer A, Benet LZ, et al. The Use of Betaine HCl to Enhance Dasatinib Absorption in Healthy Volunteers with Rabeprazole-Induced Hypochlorhydria. The AAPS Journal. 2014;16(6):1358-1365. doi:10.1208/s12248-014-9673-9.
  3. Forssmann K, Meier L, Uehleke B, Breuer C, Stange R. A non-interventional, observational study of a fixed combination of pepsin and amino acid hydrochloride in patients with functional dyspepsia. BMC Gastroenterology. 2017;17:123. doi:10.1186/s12876-017-0675-9.
  4. Digestive Disease. 2017 Oct 5. doi: 10.1159/000481399. [Epub ahead of print]
  5. Tewari SN, Trembalowicz FC. Some experience with deglycyrrhizinated liquorice in the treatment of gastric and duodenal ulcers with special reference to its spasmolytic effect. Gut. 1968;9(1):48-51.
  6. Hollanders D, Green G, Woolf IL, et al. Prophylaxis with deglycyrrhizinised liquorice in patients with healed gastric ulcer. British Medical Journal. 1978;1(6106):148.
  7. J Clin Gastroenterol. 2000 Jun;30(4):381-5.
  8. Southeast Asian J Trop Med Public Health. 2001 Mar;32(1):208-15.
  9. Biol Pharm Bull. 2005 Dec;28(12):2220-4.
  10. Drug Res (Stuttg). 2016 Aug;66(8):444-8. doi: 10.1055/s-0042-109394. Epub 2016 Jun 28.
  11. Aliment Pharmacol Ther. 2002 Jun;16(6):1075-82.
  12. Nakae H, Tsuda A, Matsuoka T, Mine T, Koga Y. Gastric microbiota in the functional dyspepsia patients treated with probiotic yogurt. BMJ Open Gastroenterology. 2016;3(1):e000109. doi:10.1136/bmjgast-2016-000109.
  13. Igarashi M, Nakae H, Matsuoka T, et al. Alteration in the gastric microbiota and its restoration by probiotics in patients with functional dyspepsia. BMJ Open Gastroenterology. 2017;4(1):e000144. doi:10.1136/bmjgast-2017-000144.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Condiciones

Estrategias naturales para revertir la pérdida del cabello

Condiciones

Las hierbas naturales y la demencia vascular

Condiciones

Métodos naturales para el estreñimiento