checkoutarrow
MX
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Condiciones

Brain Power

27 Abril 2017

Cómo proteger el cerebro frente a la pérdida de memoria y la enfermedad del Alzheimer

¿Es inevitable la pérdida de memoria y capacidad cerebral a medida que nos hacemos mayores? A muchas personas en los cuarenta, cincuenta o más se les dice que es así y que no se puede hacer nada. No es cierto. Se pueden dar pasos no solo para detener la pérdida de memoria, sino para recuperarla. Por supuesto, hay muchos factores más, aparte de hacerse mayor, que pueden causar problemas en la memoria. Estos incluyen la depresión, ciertas drogas, los infartos, lesiones en la cabeza, alcoholismo y la demencia (graves problemas de memoria y de pensamiento, como el Alzheimer o, en su forma abreviada, EA)

Alimente su cerebro, agudice su mente

Hay una evidencia considerable de que las dietas ricas en antioxidantes, como las vitaminas C y E, previenen las pérdidas de memoria relacionadas con la edad y otros trastornos degenerativos del cerebro. Es muy importante comer una dieta rica en verduras con hojas verdes, verduras de color intenso, como las zanahorias, boniatos la calabaza, y frutas ricas en flavonoides como los cítricos, las bayas y las cerezas, así como evitar el consumo de ácidos grasos trans, comidas fritas, carnes ahumadas, curadas y comida basura (o chatarra). Numerosos estudios han demostrado que la función cerebral está directamente relacionada con la nutrición adecuada. Dadas las carencias nutritivas en la población de edad avanzada, es probable que muchos casos de una función cerebral deficiente tengan su causa en la nutrición.

Suplementos nutricionales para proteger su cerebro

Además de una dieta saludable, un complejo multivitamínico con minerales y 1000 mg de  ácido icosapentaenoico (EPA) y de ácido docosahexaenoico (DHA) (combinados) de un aceite de pescado de calidad, recomiendo la toma de coenzima Q10 con pirroloquinolina quinona (PQQ), fosfatidilserina, y curcumina (si hubiese algunos síntomas de deterioro mental en una persona de 50 años o más). A continuación, una breve discusión respecto a cada uno de estos suplementos para la protección cerebral:

  • El coenzima Q10 (CoQ10). Aunque el cuerpo produce algo de su propio CoQ10, una investigación considerable muestra unos beneficios importantes cuando se toma como suplemento, particularmente en las personas con enfermedades del corazón, incluidos los niveles de colesterol alto y la tensión arterial alta o aquellos que toman medicamentos para reducir el nivel de colesterol. Los estudios recientes indican que los niveles de CoQ10 son significativamente inferiores en la mitocondria de las personas con trastornos degenerativos del cerebro. Para unos niveles normales del suplemento, tome diariamente de 100 a 200 mg de CoQ10 en una base de aceite de salvado de arroz en una cápsula de gelatina blanda. Para mejorar la memoria, se ven incluso unos resultados mejores cuando el CoQ10 se toma con la PQQ. Ejerce un efecto sinérgico con el CoQ10 y es esencial para la función de la mitocondria. Al igual que el CoQ10, la PQQ protege las células del cerebro del daño. Se ha visto que restaura la memoria en los estudios con animales y humanos y su actividad antioxidante es unas 5000 veces la de la vitamina C. La dosis de la PQQ es 20 mg diarios. 
  • La fosfatidilserina (PS) es un nutriente esencial para todos los que sufren de EA, Parkinson (PD), o de una función mental deficiente. Unos niveles bajos de fosfatidilserina en el cerebro están asociados con una función mental deficiente y la depresión en personas mayores. Más de doce estudios de doble ciego han mostrado que la fosfatidilserina mejora la función mental, el estado de ánimo y el comportamiento de pacientes con trastornos degenerativos del cerebro. La dosis recomendada es de 100 mg, tres veces al día.
  • La curcumina, el pigmento amarillo de la cúrcuma, presenta una promesa increíble como protector del cerebro, incluida una habilidad de evitar y probablemente invertir la enfermedad de Alzheimer (EA). Los habitantes de la India rural, que comen grandes cantidades de cúrcuma, tienen la frecuencia más baja de la enfermedad de Alzheimer en el mundo: 4.4 veces más baja que la de los americanos. Los investigadores han demostrado que la curcumina es capaz de prevenir el desarrollo de las lesiones cerebrales causadas por el Alzheimer en ratones alimentados específicamente para desarrollar la EA y puede, de hecho, invertir el daño a las células cerebrales. La cúrcuma puede consumirse libremente en la dieta, pero tomar extracto de curcumina puede ser importante para prevenir la pérdida de memoria vinculada a la edad, así como otros casos más graves como la EA.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Condiciones

Un planteamiento natural de los riesgos comunes para la salud de las mujeres

Condiciones

9 alternativas naturales para el alivio de la ansiedad

Condiciones

DHEA, testosterona, declive cognitivo relacionado con la edad y demencia