beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements

El régimen de cuidado personal de una orientadora de salud

Por Whitney Lauritsen

En este artículo:

 Soy cofundadora de la marca de bienestar Wellevatr, y mi estilo de vida ecológico y vegano se centra en la compra consciente de productos y las decisiones compasivas. Mi rutina diaria de cuidado de la piel y bienestar incluye productos naturales, yoga, alimentos de origen vegetal y una vida con conciencia plena. Así es un día típico para mí.

Mi mañana: café, yoga y cuidado personal

5:15 a. m.: Tres veces por semana me despierto al amanecer (literalmente) para ir a mi clase de yoga en caliente favorita. ¡Cuando suena mi alarma, salgo de la cama lo más rápido posible para luchar contra la tentación de volver a dormir! Luego me pongo mi ropa para yoga ecológica, me cepillo los dientes y me enjuago la boca con dentífrico y enjuague bucal orgánico; me rocío un poco de agua de rosas, me pongo un poco de suero, una cantidad generosa de crema facial, un poco de desodorante natural y algunas gotas de aceite esencial de rosa. Estos productos me ayudan a tener un aroma agradable y a mantener mi piel hidratada durante el ejercicio intenso.

5:30 a. m.: Antes de salir para la clase, preparo una taza de café orgánico para disfrutar por el camino. Bato un poco de leche vegetal sin endulzante (mi favorita del momento se elabora con proteína de guisante) y stevia orgánica. Además de las propiedades estimulantes de la cafeína, una dieta baja en azúcar me ayuda a mantener la energía durante todo el día y mantener la salud de mi piel.

5:40 a. m.: Llego al estudio de yoga, desenrollo mi colchoneta de caucho natural en mi lugar, guardo mi bolso en un casillero y después leo un libro de no ficción mientras espero que empiece la clase.

6:15 a. m.: Durante la sesión de yoga en caliente, me mantengo hidratada con una botella grande llena de agua filtrada. Se considera que el ambiente lleno de vapor del salón de clases es beneficioso para mantener la humedad de la piel, estimular la circulación sanguínea y ayudar al cuerpo a eliminar las toxinas.

7:15 a. m.: La clase termina con una meditación ligera dirigida por el maestro, con aceites esenciales, y una práctica de gratitud. En este momento mi cara está de un color ojo resplandeciente y transpirando por el calor y el ejercicio. Me limpio suavemente la cara con un paño húmedo, me seco el resto del cuerpo con una toalla y me voy a casa en automóvil.

7:30 a. m.: En casa, me cepillo en seco para exfoliar las células muertas de la piel y luego me doy una ducha con agua filtrada. Para limpiarme uso un jabón líquido sin SLS, un exfoliante facial suave, y champú y acondicionador sustentables. Me afeito con una afeitadora de 5 hojas de plástico reciclado. Después de secarme, me aplico un tonificador facial, suero, protector solar y loción corporal. ¡Después de transpirar tanto durante la clase, es importante asegurarme de rehidratarme por todos los medios posibles! La piel es el órgano más grande, así que cuidarla es mi principal prioridad después del yoga en caliente. El exfoliante elimina las células muertas de la piel, para preparar mi cara para una máxima absorción del suero humectante y el protector solar. Uso un filtro para ducha para evitar los químicos que resecan la piel, como el cloro, algo especialmente importante cuando uno vive en una ciudad grande como Los Ángeles. 

Mi día de trabajo y almuerzo

8:00 a. m.: La mayoría de los días trabajo desde casa sin maquillaje, en calzas y con un suéter cómodo (porque no tengo que impresionar a nadie más que a mi perro). Si tengo una videollamada o tengo que salir para una reunión en persona, me aplico un poco de maquillaje natural y vegano, y me pongo ropa adecuada. Mi rutina de belleza es sencilla y consiste en base líquida, bronceador, sombra de ojos, máscara para pestañas mineral y brillo labial. Esta aplicación rápida me ahorra tiempo y me da un estilo natural. Con el correr de los años he experimentado con muchos productos e investigado ingredientes para determinar cuáles son la opción ideal para mí. Elijo belleza libre de crueldad y que no contiene ingredientes potencialmente dañinos como los parabenos. Para aplicarlos, uso un juego de brochas para maquillaje de bambú con cerdas sintéticas para mantener toda mi rutina ecoógica y vegana.

10:00 a. m.: Con un café con leche vegano (o dos) generalmente me basta hasta entrada la mañana, y en ese momento disfruto de un refrigerio liviano, como una barrita baja en carbohidratos, y un vaso grande de agua. El cuidado de la piel comienza por dentro, y he descubierto que una dieta baja en azúcares mantiene a raya la inflamación.

12:00 p. m.: Para el almuerzo, con frecuencia disfruto de una ensalada colorida o una suculenta sopa sobrada del día anterior. Una comida nutritiva y con alto contenido de fibra me aporta más energía y sostén para tener energía durante todo el día. No les tengo miedo a las grasas de calidad, como el aceite de oliva extravirgen, el aguacate o los frutos secos, porque están llenos de vitaminas, ácidos grasos y antioxidantes que nutren la piel desde el interior. La levadura nutricional es mi agregado salado favorito y me aporta vitamina B12, que tiene un papel en la pigmentación saludable de la piel.

2:00 p. m.: Durante todo el día, bebo mucha agua para mantenerme hidratada por dentro y por fuera. Siempre que entro al baño, me rocío un poco de agua de rosas o tonificador para mantener mi piel humectada. Lo mismo para mis labios, que reciben muchas capas de bálsamo labial orgánico sin cera durante el día. Me encantan las marcas que tienen certificación vegana, contienen ingredientes de alta integridad y se producen con el menor impacto posible en el planeta. Es importante para mí usar productos que causam la menor cantidad de daño a nuestros cuerpos, a los animales y al resto del mundo.

4:00 p. m.: Bebo la última bebida cafeinada del día alrededor de esta hora para asegurarme de descansar bien. Si ya he bebido dos tazas de café, elijo un té de jazmín orgánico.

Mi rutina nocturna

7:00 p. m.: Intento terminar con mi trabajo antes de las 7 p. m. para poder pasar tiempo de calidad con mi perro y mis seres queridos y sin usar Internet. Además, es bueno estar completamente presente para mi comida más grande del día: la cena. Como un plato como fideos de kelp con salsa de tomate orgánica, una hamburguesa vegana envuelta en lechuga con tomate y mostaza orgánicos, o curry tailandés vegano con leche de coco. Para el postre, satisfago mis antojos de algo dulce con una golosina de chocolate sin azúcar (¡y, a veces, una golosina con azúcar, porque hay que darse los gustos!)

10:00 p. m.: Mi día termina igual que como empezó: cepillándome los dientes con dentífrico orgánico y aplicándome limpiador facial, suero y humectante o aceite facial. Algunas noches disfruto de un baño con sales Epsom (y una bomba de baño si tengo ganas de algo especial) para ayudar a relajar los músculos doloridos y prepararme para un sueño profundo. Según lo dolorida que me sienta, puedo aplicarme una crema de CBD o un gel de árnica. Si usé maquillaje, pongo tonificador de hierbas en una almohadilla de limpieza de bambú, para asegurarme de que mi piel quede bien limpia. También me gusta usar un cepillo de limpieza para darle firmeza a mi piel y penetrar bien en los poros. Por último, me masajeo el rostro con un Gua Sha de cuarzo rosa para liberar la tensión, mejorar la circulación sanguínea y fomentar el drenaje linfático.

10:30 p. m.: Para darle fin al día, me pongo cómoda en la cama con un buen libro y leo hasta que se me cierran los ojos. Si estoy leyendo un libro electrónico, uso anteojos que bloquean la luz azul para reducir el cansancio de la vista. Me quedo dormida con mi almohada corporal de espuma viscoelástica y una máquina de ruido blanco, que me ayuda a estar relajada y tranquila durante toda la noche. ¡Es el mejor tipo de descanso de belleza!

Artículos relacionados

Mostrar Todos

#Consejosdebelleza

How This Artist Treats Her Adult Acne And Embraces Her Natural Hair Texture

#Consejosdebelleza

The Refreshingly Relatable Beauty Routine of a Celebrity Chef

#Consejosdebelleza

How This Dance Studio Owner Is Embracing Her Natural Beauty (and Self-Care) in Quarantine